Mecánica del automóvil
Artículo

¿Sabes cada cuanto tienes que revisar tu coche?

Por negociov

Publicado en

CADA CUANTO REVISAR COCHE

Tener nuestro coche bien revisado es importante si lo que queremos es tener una conducción segura y evitar averías caras en el futuro. Sea que quieras salir de viaje o no, aprender a revisar tu coche es un conocimiento que podría evitarte muchos problemas en el futuro.

¿Para qué hacer revisiones del coche?

El principal motivo para hacer revisiones periódicas al coche es nuestra propia seguridad. Realizar estas revisiones nos permitirá descubrir averías y posibles averías. Esto no solo impedirá que nuestro coche se estropee en medio de la vía y quedemos varados, sino que también nos protegerá de averías que pueden provocar terribles accidentes y atentar contra nuestra vida. Además, esta es la mejor manera de preservar la vida útil del coche por más tiempo, evitando que esté propenso a desgastes.

Revisar el coche también es un hábito correcto antes de realizar un viaje. Primero, porque los viajes suelen desgastar más nuestro coche, sobre todo si son viajes largos. Por lo cual, tenemos que asegurarnos de que nuestro coche esté en las óptimas condiciones para realizar el viaje.

No existe un tiempo estándar para realizar esta revisión del coche. La revisión se deberá realizar en función del uso que hagamos del mismo. Si lo utilizamos con demasiada frecuencia, obviamente deberemos realizar revisiones más frecuentes. Cada fabricante establece un kilometraje estándar para cada uno de sus modelos en función de sus capacidades y componentes. Como regla, las revisiones deberían realizarse cada 15.000 km o una vez al año. En los concesionarios de la marca de tu coche, puedes conseguir las instrucciones para realizar estas revisiones a tu coche.

Adicionalmente, recuerda que la garantía del coche dependerá en gran manera de que realices las revisiones en el tiempo estipulado por el fabricante.

Sin más, esto es lo que debes tener en consideración al revisar el coche:

Comprobar el aceite

El aceite de motor es un elemento fundamental para el buen funcionamiento del motor. El motor está compuesto de piezas metálicas que rozan entre sí a gran velocidad. Y sin una buena lubricación, los desgastes no se harán esperar. E incluso, las piezas metálicas podrían fundirse por las altas temperaturas que alcanzan. Así que este es el primer elemento que debes comprobar.  Si te preguntas que pasa si no cambio el aceite del coche puedes leer nuestro artículo.

¿Cómo comprobar el aceite correctamente?

Esto es lo que debes hacer para comprobar el aceite:

  1. Lo primero es estacionarte en un lugar frío y apagar el motor. Pon el freno de mano y asegúrate que el motor esté frío.
  2. Abre el capó y localiza la varilla del aceite. La varilla suele encontrarse junto al bloque motor y tiene un color diferente para resaltar, como blanco o amarillo.
  3. Tira de la varilla y limpia el exceso. Puedes utilizar un trozo de papel o un trapo viejo. Quitar el exceso te permitirá hacer una evaluación más clara y precisa del nivel de aceite.
  4. Vuelve a introducir la varilla. Introdúcela hasta el fondo y vuélvela a sacar para medir el nivel de aceite.

La varilla cuenta con dos marcas que indican el nivel mínimo y máximo de aceite que debería tener tu coche. El aceite debería encontrarse en medio de ambas marcas. Si está por debajo es porque le falta aceite y si está por encima, es porque tiene demasiado.

Si me falta aceite ¿La cambio toda o solo añado?

Cambiar o añadir más aceite depende de varios factores. Como regla general, si tu coche tiene poco aceite lo ideal es que simplemente agregues más hasta que alcances el nivel adecuado. Deberás cambiarlo si está por encima del punto máximo.

Otro factor para saber si debes realizar un cambio de aceite o no, se encuentra en el color del aceite. Puesto que el color del aceite te dirá el estado en que este se encuentra.

  • Aceite dorado. El color dorado indica que el aceite está como nuevo y que aun tiene bastante vida útil.
  • Aceite marrón. El aceite marrón indica que ya has estado usando el aceite por un tiempo y que el tiempo de realizar el cambio está por llegar.
  • Aceite negro, con olor a quemado y residuos. El aceite negro es un claro indicativo de que el aceite ya está viejo y que debe cambiarse con urgencia. Normalmente, viene acompañado con olor a aceite quemado y algunos residuos de suciedad.

Estado de la batería

La batería es el segundo componente de tu coche al que deberías prestar atención. Una batería dañada podría dejarte en medio de la vía fácilmente. No hay más frustrante que intentar encender tu coche y que no lo haga. Un claro indicativo de que la batería se encuentra en mal estado.

¿Cómo compruebo el estado de la batería?

Existen diferentes maneras de comprobar el estado de la batería antes de que se agote y tener que cargar la batería del coche. La más fácil es revisar la factura de la batería. En la mayoría de los casos, allí se suele indicar el tiempo en que la batería tendrá caducidad.

La segunda forma es llevándolo a un taller que revise baterías para que chequeen el estado del ácido y realicen los debidos mantenimientos a la batería. Esta última es la mejor forma de comprobar que la batería del coche se encuentre en buen estado.

Revisar las luces del coche

Las luces son uno de los factores más importantes al momento de conducir, especialmente cuando las condiciones climáticas no son las más adecuadas: lluvia, niebla y oscuridad.

Aunque tu mismo podrías revisar las luces del coche, siempre es mejor acudir a un profesional. Ya que ellos tienen todas las condiciones para evaluar la correcta iluminación del coche: su nivel, la distancia y la intensidad con la cual esta funciona.

Pero si te animas, tu mismo puedes hacerlo. Compruebas los tres tipos de luces: altas, bajas y halógenas. Recuerda que los tres tipos de luces son necesarios al conducir durante la noche. También deberías revisar los faros traseros, las luces de freno, las luces de retrovisor y las luces intermitentes.

Si el problema es que los faros están demasiado desgatados, podrías optar por un pulido de faros. Es bastante económico y efectivo para recuperar la claridad de los faros.

Comprobar presión de las ruedas

Comprueba la presión de los 5 neumáticos, es decir, también debes incluir el neumático de repuesto. Verifica que el nivel de desgate que tiene el relieve. Si está demasiado liso, es mejor sustituirlo. Los neumáticos lisos pierden agarre en la carretera, nos hace propensos a deslizar o a que la lona se rompa en medio de la carretera. Lo que podría provocar fácilmente un accidente.

En cuanto a la presión, puedes medirla en cualquier estación de servicio. Y realmente no es muy costoso.

Comprobar los líquidos del coche

El coche cuenta con varios líquidos que permiten que estos funcionen de manera adecuada. Los dos líquidos más importantes son el líquido refrigerante y el líquido de freno.

Nivel del líquido refrigerante

El líquido refrigerante es el encargado de hacer regular la temperatura del motor, impidiendo que alcance temperaturas demasiado altas y así se avería el motor. Sin un buen nivel de líquido refrigerante, el motor podría sobrecalentarse, varias piezas podrían verse afectadas y en el peor de los casos fundirse. Por eso, es esencial asegurarnos que el líquido refrigerante se encuentre en buen estado.

El líquido refrigerante no suele consumirse con regularidad como el aceite. Sin embargo, tu coche podría tener una fuga. Y no hay más desagradable que estar en medio de un viaje y tu coche comience a sufrir sobrecalentamientos.

El tablero cuenta con una señal que indica que el coche se está sobrecalentando y que, por tanto, algo puedes estar mal con el líquido refrigerante. Al igual que con el aceite, el líquido refrigerante se encuentra en un recipiente con medidor de máximo y mínimo. Allí puedes saber si has tenido alguna fuga o pérdida. El líquido de refrigerante debe encontrarse en el punto indicado para evitar sobrecalentamientos o sobrepresión en el circuito. Cambiar el líquido refrigerante no es muy costoso ni difícil de hacer.  

Nivel del líquido de freno

El nivel de líquido de freno no suele bajar por si mismo. Esto se debe a dos problemas en el coche, tales como:

  • Desgates en las pastillas de freno. El desgate en las pastillas de freno hace que el líquido de freno disminuya. Y por tanto, puede ser un indicativo de que debes cambiar las pastillas de freno.
  • Presencia de fugas. Las fugas son otra de las razones por la cual el líquido de freno disminuye. Un indicativo de que este e el problema es que debajo del coche se encuentra una mancha.

Al igual que en casos anteriores, el líquido de frenos tiene un medidor que indica el nivel máximo y mínimo. Además, el tablero cuenta con un testigo de frenos que indica que algo mal en el sistema de frenos.

Cambiar filtros del aire acondicionado

Si viajamos durante el verano, tener el aire acondicionado en buenas condiciones es casi un requisito para viajar lo más cómodos posibles. El filtro del aire suele encontrarse hacia la zona del copiloto en la mayoría de los modelos.

Por lo general, puedes limpiarlo por ti mismo. El motor debe estar frío antes de realizar la limpieza. Utiliza un destornillador para retirar los tornillos y quitar la tapa que cubre los filtros. Puedes limpiarlos con un compresor de aire. Pero si está roto, deberás llevarlo a un taller para que lo sustituyan. Una vez que realices el proceso, vuelve a tapar el filtro y coloca debidamente los tornillos.

Limpia parabrisas

Tener el parabrisas limpio es fundamental para tener una buena visibilidad en la carretera, sobre todo si deseamos emprender un viaje. Así que una parte importante es limpiar el parabrisas y dejarlos con la mayor claridad posible.

Si el parabrisas está astillado, impactado o con algún otro defecto, deberías optar por repararlo o sustituirlo.

Tener la ITV al día

Si quieres evitar sanciones o multas, entonces no deberías conducir con una ITV caducada. Por lo cual, lo ideal es que realices la prueba de la ITV en el tiempo que te corresponde. Si quieres evitar frustraciones al pasar la prueba de la ITV, puedes optar por una revisión pre-ITV.

Otros artículos sobre el mismo tema

Carter del motor: mantenimiento y limpieza en talleres Flexfuel
Mecánica del automóvil

8 mayo 2020

El cárter: Mantenimiento y limpieza

Leer Más
Cómo cuidar mi coche durante la cuarentena COVID19 · Flexfuel
Mecánica del automóvil

15 abril 2020

¿Cómo cuidar mi coche durante el confinamiento?

Leer Más