Mecánica del automóvil
Artículo

Consejos para disminuir el consumo de combustible

Por negociov

Publicado en

ahorrar combustible coche

Uno de los gastos más recurrentes que tiene un coche es el combustible. Y una de las finalidades que todo conductor busca es reducir el consumo de combustible. Si la forma de conducir o el mantenimiento del coche es inadecuado, el consumo puede ser elevado.

Lamentablemente no podemos dejar la dependencia del combustible para movernos, sea diésel o gasolina. Aunque, con la información adecuada, podemos reducir el consumo y ahorrarte muchos euros. Por tanto, no pierdas más tiempo y revisa nuestros consejos para reducir el consumo de combustible.

15 pasos para reducir el consumo de combustible

Para reducir el consumo de combustible lo primero que debes conocer es la ficha de tu vehículo. Es fundamental porque en ella se detalla el consumo medio que el coche tiene. Además, se pueden detallar los consumos que se presentan en ciudad, carretera o una combinación. Es lo que se conoce como homologación de consumos.

No obstante, hay aspectos relevantes que pueden ayudarnos a mantener el consumo cercano al promedio. Estos 15 pasos a continuación, están orientados a mejorar la eficiencia y el ahorro.

ahorro de combustible

Conduce pasivamente

Es nuestro primer paso. Por lo general, nuestros carros no son deportivos, así que es bueno conducir a las velocidades recomendadas. Tampoco debes realizar arranques o frenadas bruscas.

Si conduces rápido, la velocidad se traduce en energía que se está consumiendo. Mientras mayor sea la velocidad, más combustible requerirá tu coche consumir. Las velocidades recomendadas en autopista por lo general no exceden los 100 Km/h. Así que, conducir reglamentariamente no solo te ayuda a ahorrar sino también a conservar el medio ambiente.

Usa la gasolina adecuada al modelo

Muchos fabricantes especifican el tipo de combustible que requieren sus motores. Claro, sabemos que, dependiendo de la calidad, el precio variará. Pero es fundamental elegir bien el tipo de octanaje para reducir el consumo de gasolina. Si seleccionas un combustible económico, el rendimiento y la vida útil del coche será mucho menor.

Usa más el freno motor

Es un método efectivo, que te permitirá ahorrar mucho combustible. Es importante que se suelte el acelerador a medida que se requiere frenar, sin ser brusco. Pero para que esto funcione, es necesario conducir siempre a una distancia segura. El freno de motor es especialmente valioso sobre todo en las bajadas pronunciadas. Esta técnica permite disminuir el consumo entre un 2 y 3 %.

Anticipar para reducir

Lo otro es con respecto al arranque y las paradas. Evita a toda costa las aceleraciones bruscas o revolucionar excesivamente el motor. Lo mejor es siempre anticipar la conducción a las variables de las vías (tráfico, entorno).

El que está de primero en la conducción, está consumiendo mucho más combustible. La anticipación no solo es conveniente para un desempeño eficiente en la conducción, sino en la economía de combustible.

Usa los neumáticos recomendados

Puede parecer insignificante, pero usar neumáticos inadecuados puede disparar el consumo de diésel o gasolina. En el mercado existe una variedad de neumáticos, de diversos compuestos. Los neumáticos con baja resistencia a rodar son excelentes para optimizar el combustible.

Estos neumáticos están hechos de compuestos y formas que favorecen el rodaje sin mucho esfuerzo. Además, presentan un menor desgaste. Ahorrarás gasolina o diésel y podrás andar por más tiempo.

consejos para ahorrar combustible

Mantén tus neumáticos con la presión correcta

Tener un auto con neumáticos a la presión inadecuada herirán tu bolsillo drásticamente. No importa si has montado unos nuevos Michelin ahorradores de energía. Además de aumentar la factura de gasolina, harán que la banda de rodamiento se deteriore irregularmente. Descubre más sobre neumáticos en este post

Y, de seguro el coche se comportará de forma inestable al conducir en el camino. ¿por qué de esto? Porque la baja presión hace que tengan una excesiva resistencia a rodar por la mayor superficie de contacto.

Mantener la presión adecuada no solo conservará los neumáticos, sino que nos ahorrará dinero con el combustible. ¿Qué te parece un ahorro de 1 día de combustible al mes manteniendo una excelente presión?

Mantén una velocidad uniforme en el desplazamiento

Es otro aspecto importante. Esto es, tratando de buscar la fluidez que permita la circulación. Con ello se evita estar acelerando, frenando o cambiando entre marchas innecesariamente. Si va a desacelerar, es necesario mantener el pie lejos del acelerador. Además, al frenar debe hacerse de forma suave.

No dejes el motor encendido sin necesidad

Muchas personas están acostumbradas a dejar su coche a gasolina encendido, parado por más de un minuto. Por ejemplo, bajar en una panadería a comprar algunos artículos. Esto se puede traducir en una práctica consumista.

Si requieres realizar alguna tarea antes de emprender nuevamente tu marcha, apaga el motor. Los consumos en ralentí están entre 0,5 y 0,7 litros por cada hora. Además de consumir cantidades de combustible, acortan la eficiencia del motor y desgastan rápidamente el aceite lubricante. 

Controla el aire acondicionado

Las ventanas abiertas pueden no ser recomendables si quieres reducir el consumo del coche. Solo son convenientes cuando vas por cortos trayectos en sitios seguros. Ir por la autopista con las ventanas abajo impacta en la eficiencia de la aerodinámica.

El aire acondicionado déjalo exclusivamente para los trayectos largos. Cuando este elemento está encendido, entra en funcionamiento el compresor. Este funciona acoplado al motor para producir el frio necesario para enfriar el habitáculo. Su activación hace que el motor trabaje más, incrementando el consumo de diésel o gasolina.

No lleves peso innecesario

Hay personas que son desordenadas, y que tienen su maletero como un almacén de cosas innecesarias. Cada objeto que se coloque en este compartimiento agrega peso de más.

Mientras más peso, más esfuerzo de la mecánica, y con ello el rendimiento del combustible será menor. 100 kg de peso aumenta un 5% el consumo en tus salidas.

Conviene que periódicamente revises tanto el habitáculo como el maletero. En estas revisiones, retira todo aquello que no sea estrictamente necesario portar dentro del coche. Así, estarás aumentando la eficiencia del motor por cada litro consumido.

Otro elemento es la baca, o compartimiento superior para llevar carga extra. Úsalo solamente cuando lo requieras. Luego, desmóntalo y guárdalo. Llevar este elemento sin uso puede aumentar el consumo entre un 2 y un 30%.

Equilibra el peso que transportes en el coche

Otro aspecto importante en cuanto al peso es que lo equilibres bien en caso de viajes largos. Y no te excedas en la carga que puede llevar tu coche. El desbalance o el exceso aumentará el esfuerzo del coche y, por tanto, requerirá más combustible para mantener el desplazamiento.

Revisar periódicamente la mecánica del coche

En este punto, es conveniente que cumplas periódicamente los mantenimientos pertinentes. Un elemento directamente relacionado con el consumo es el filtro del aire. Al funcionar incorrectamente, fallará el aire de combustión lo cual se compensará quemando más combustible.

Este punto es importante, sobre todo para reducir el consumo diésel. Se recomienda que el filtro de aire se sustituya cada 30 mil km. Otras revisiones importantes son el filtro de combustible, sobre todo en vehículos diésel. También cuentan la revisión y mantenimiento periódico de frenos, alineación y balanceo de neumáticos.

Planifica tus salidas

Tanto en salidas cortas como largas, planificar tu salida puede ayudarte a reducir el consumo de combustible. Si tu viaje es largo, opta por vías rápidas como autopistas que te ayudarán a mantener velocidades constantes. Asimismo, la distancia entre los puntos es más corta.

Ahora, al estar en la ciudad también se debería planificar las salidas. Aquí es necesario tener en cuenta dónde se formarían atascos puntuales en tus trayectos. Para reducir combustible ante estos eventos, es conveniente usar vías alternas. Así, ahorrarás y llegarás a tu destino más rápido.

Realiza el cambio de lubricantes a tiempo

Es conveniente realizar el cambio de aceite y su respectivo filtro en los períodos recomendados por el fabricante. Como ya hablamos en nuestro post sobre aceites de coche y moto, los aceites limpios ofrecerán una mejor eficiencia que un aceite con más de 5000 km de recorrido. Este último estará cargado de impurezas que afectarán el desempeño y aumentarán el empleo de combustible.

Realiza adecuadamente el cambio de marchas

Por último, hacer un cambio adecuado de marchas te ahorrará combustible. En cualquier tipo de vehículo, reducir el consumo de combustible comienza por entender al motor. Es conveniente circular con las marchas largas en bajas revoluciones el mayor tiempo.

Recuerda que para motores diésel, los cambios deben darse entre los 1500 y 2000 revoluciones del motor. Ahora bien, para los coches de gasolina, las revoluciones deben estar entre 2000 y 3000 RPM. Si tu vehículo posee modo ECO, es conveniente usarlo en recorridos dentro de la ciudad.