La bomba de inyección diésel es una pieza esencial en el sistema de inyección del coche. De hecho, gran parte de esta tarea es llevada a cabo por este componente.

Puede sufrir varias averías y afectar de manera importante el funcionamiento del motor.

¿Qué es la bomba de inyección diésel?

A modo general, una bomba de inyección es una pieza que se encarga de suministrar el combustible a los inyectores para que se produzca la combustión en la cámara del motor.

En el caso de una bomba de inyección diésel, es la pieza encargada de alimentar el coche con su debida cantidad de diésel para que la combustión se realiza de una manera adecuada. La bomba debe inyectar el diésel en proporciones adecuadas y precisa para que la ignición se produzca de una manera correcta.

En ese sentido, la bomba de inyección diésel es parte del sistema de suministro de combustible del motor. En este sistema, podemos encontrar dos componentes esenciales:

  • La bomba de inyección. Su tarea es suministrar la cantidad de combustible exacta a una presión adecuada hacia cada inyector. La bomba de inyección debe ajustar su presión y cantidad según las condiciones del motor, es decir, su marcha, revoluciones y forma de conducción.
  • Los inyectores. La tarea de los inyectores es pulverizar el combustible que han recibido de parte de la bomba inyección en cada uno de los cilindros.

¿Cómo funciona la bomba de inyección diésel?

La bomba de inyección es esencial para que la ignición se produzca de una manera correcta según las condiciones del motor. Con este fin, la bomba de inyección diésel cumple dos funciones:

  • Dosificar la cantidad de combustible de manera precisa. La bomba de inyección de dosifica la cantidad de combustible según la velocidad que tenga el motor en un momento dado. De esta manera, puede suplir las necesidades y requerimiento del motor para según la marcha y las revoluciones.  
  • Proveer el combustible en el momento preciso. La bomba de inyección manda el combustible a los inyectores. Y los inyectores pulverizan el mismo dentro de la cámara de combustión.

Tipos de bombas de inyección diésel

Existen diferentes tipos de bombas de inyección diésel. Estos tipos pueden dividirse en dos grupos:

  1. Bomba de inyección en línea.
  2. Bomba de inyección rotativa. Veamos cada una de manera particular.
tipos de bomba de inyección

Bombas de inyección en línea

Se las llama bombas de inyección en línea por la manera en que están ubicados los elementos. Cada uno de sus elementos están colocados en línea.

Este tipo de bombas tiene un mecanismo de bombeo y un embolo para cada una de los cilindros. Las bombas de inyección lineal comprimen el combustible a una determinada presión para que pase por los inyectores. Luego, los émbolos se mueven hacia arriba y hacia abajo por el movimiento del árbol de levas.

Cuentan con unas ranuras inclinadas que le permite variar la cantidad de combustible que debe suministrar según los requerimientos del motor. Además, tiene una válvula de descarga que permite cortar la inyección de combustible de manera inmediata.

En el grupo de bombas lineares, podemos encontrar dos tipos de bombas de inyección:

  • Bombas de inyección linear estándar PE. Los primeros motores diésel incluían este tipo de bombas. Tiene una varilla de regulación que regula el giro de los émbolos. Cuenta con un taladro de aspiración que activa el proceso de inyección. El émbolo cierra el suministro cuando comienza a subir.
  • Bomba de inyección en línea con válvula de corredera. Una de las diferencias más importantes con la bomba de inyección anterior es que cuenta con una corredera sobre el émbolo que permite adaptar la cantidad de combustible que se inyecta al comportamiento del motor. De este modo, se adapta de mejor manera a los requerimientos del motor.

Bombas de inyección rotativa

La principal diferencia entre las bombas de inyección rotativas y las lineares es que las primeras solo tienen una válvula de bombeo. Esta válvula es de alta presión de modo que pueda distribuir fácilmente el combustible a todos los inyectores.

Nuevamente, en este grupo podemos encontrar dos tipos de bombas de inyección:  

  1. Bomba de inyección rotativa de embolo axial. Este tipo de bombas cuenta con una bomba de alimentación que toma el combustible directamente del depósito y lo manda a la bomba de inyección. Solo cuenta con un embolo distribuidor central. Un disco de levas gira el embolo para distribuir y presionar el combustible hacia cada uno de los cilindros. También cuentan con un regulador mecánico que determina la carrera del embolo y la dosificación del caudal de combustible.
  2. Bomba de inyección rotativa de émbolos radiales. Esta bomba de inyección cuenta con 2 a 4 émbolos, los cuales se acciona por un anillo de levas. Cuentan con una electroválvula de alta presión que suministra adecuadamente la cantidad de combustible que se va a inyectar. El inicio, el caudal y la presión es controlado a través de las señales de la ECU del coche.
Grupos de bombas de inyección diésel Tipos de bombas de inyección
Bombas de inyección en línea A. Estándar
B. Con válvula de corredera.
Bombas de inyección rotativa A. De embolo axial.
B. De émbolos radiales.

¿Cómo saber si la bomba de inyección diésel está dañada?

Existen, por lo menos, 6 maneras de saber que la bomba de inyección diésel tiene alguna avería:

averías comunes en una bomba de inyección diésel
  1. Alto consumo de combustible. Si tu coche está consumiendo más combustible de lo normal y se acaba más rápido, puede ser una señal de una bomba de combustible en mal estado.
  2. Emisión de humo negro o blanco por el escape. Las emisiones de humo negro o humo blanco son indicativos de que el proceso de combustión no está ocurriendo adecuadamente. Puede ser por un exceso de carburante o de oxigeno en la cámara de combustión. En cualquier caso, podría estar relacionado a un problema en la bomba de inyección.
  3. El motor se detiene. También puede ser provocado por una bomba de inyección que no funciona.
  4. Tirones en el coche al conducir. Puede indicar averías en los inyectores o directamente en la bomba de inyección.
  5. El motor tiene dificultad para apagarse. Sucede cuando la bomba de inyección tiene problemas para regular y cerrar el caudal de combustible.
  6. Aceleraciones involuntarias al conducir. Puede tener otras causas. Pero una de las más comunes es una avería en la bomba de inyección.

Bomba de inyección diésel posibles averías

La bomba de inyección podría presentar varias averías, tales como:

  • Bomba de inyección con mala regulación.
  • Mal funcionamiento en el tirador del palo de la bomba inyectora.
  • Avería en el circuito eléctrico o el solenoide.
  • Deterioro en los componentes por fricción o problemas de temperatura.
  • Obstrucción por residuos de combustible.

El aceite del motor es como la sangre del cuerpo humano. Por eso es importante cambiarlo, al igual que el filtro del aceite, para que todas las piezas del motor estén lubricadas y funcionen correctamente. Ahora bien, el aceite pierde propiedades y se ensucia con el paso del tiempo y el uso, al igual que su filtro, y por eso es recomendable cambiarlos al mismo tiempo en los plazos establecidos, ya que, si sólo se cambia el aceite y no el filtro, éste se ensuciará al pasar por el filtro sucio, y tendremos que volver a cambiarlo antes de lo necesario.

¿Qué es el aceite del coche?

También es conocido como aceite de motor, ya que es el elemento encargado de lubricar las piezas móviles de los motores de combustión interna, y reducir al máximo la fricción entre metales, para alargar su vida útil.

¿Para qué sirve el aceite del coche?

El aceite de motor tiene principalmente 4 funciones:

  1. Lubricar las piezas móviles y demás elementos del motor, formando una capa o película entre ellas para disminuir la fricción y evitar el desgaste excesivo.
  2. Refrigerar el motor disipando el calor de las zonas que más se calientan.
  3. Hermetizar o sellar el espacio entre los pistones y los anillos para mantener la compresión.
  4. Limpiar las piezas del motor a la vez que las lubrica, eliminando los excesos de carbonilla formados en ellas.
ACEITE COCHE
ACEITE COCHE

No basta con surtir de aceite a tu coche. Para que el motor y el resto de las partes internas de tu vehículo funcionen de manera correcta, debes hacer un mantenimiento periódico. Dentro de este mantenimiento está el cambio de aceite; pero muchos olvidan o retrasan este procedimiento. ¿Qué problemas puede causar a tu coche? Te lo mostramos.

¿Qué pasa si no le cambio el aceite al coche?

¿Qué le puede pasar al motor si no cambio el aceite?

El aceite es imprescindible para el funcionamiento correcto del motor automotriz. Este líquido viscoso tiene propiedades lubricantes que impiden que las diferentes piezas internas del motor rocen y sufran desgaste con el tiempo. Permite además mantener una temperatura adecuada del motor, para evitar fundición de piezas, y daños posteriores. 

Por otro lado, el depósito del aceite limpia el corazón de tu coche, pues cuenta con filtros que retienen partículas que puedan ocasionar graves averías. Hay quienes solo se preocupan por tener reservas adecuadas de aceite, y eso está bien. Sin embargo, retrasar el cambio de aceite puede crear un impacto negativo en tu coche.

Si no cambias de manera regular el aceite a tu coche, te expones a que disminuir su vida útil.

Principales averías causadas por no cambiar el aceite del motor a tiempo

Tal como el organismo comienza a generar síntomas cuando surge un problema de salud que no se atiende, así se percibirán las consecuencias de no cambiar el aceite a tiempo. Algunas consecuencias se notan inmediatamente, mientras que otras surgen con el paso del tiempo.    

Por ejemplo, las partes metálicas comienzan a rozar entre ellas y podrás escuchar ruidos que antes no oías. El problema es que estos ruidos son la evidencia de que están colisionando las partes y que el desgaste de las piezas es inminente. A raíz de esto, puede haber roturas de estas partes metálicas, e incluso del motor.

Otro problema que surge cuando decides postergar este cambio es que aumente la temperatura del motor a tal grado, que se fundan sus partes. Por otro lado, una deficiente o inadecuada lubricación puede ocasionar un defecto en el árbol de levas. Entonces, es necesario atender que este punto esté cubierto, para evitar estas averías frecuentes.   

Por último, cuando no cambias el aceite, las impurezas se acumulan en el filtro y este terminará taponado. Esto puede ocasionar que el aceite no fluya de la manera correcta, así que no proporcionará la lubricación necesaria al motor y el resto de sus partes.  

¿Cómo podemos saber si debemos cambiar el aceite de nuestro coche?

Cada fabricante establece en el manual, la periodicidad con la que se debe hacer el cambio de aceite de un coche. Por lo general, se determina por la cantidad de kilómetros que se hayan recorrido, usando el aceite. Los expertos recomiendan hacer este mantenimiento cuando se haya alcanzado entre 5 y 30 mil kilómetros con el aceite en uso.

Ahora bien, esta norma no es rígida, pues dependerá de otros factores. Por ejemplo, el tipo de aceite que utilices y su calidad serán determinantes para decidir un punto de cambio. Es posible que los aceites minerales sean más económicos, pero tienen a perder su calidad mucho más rápido que uno sintético.

¿Qué pasa si no le cambio el aceite al coche?

Otro punto que te ayudará a saber si necesitas debes cambiar el aceite es el uso que le des a tu coche. Si tiene más de una década de vida, asegúrate de hacer mantenimientos regulares, para mantener con vida su motor. Además, si usas tu vehículo para trayectos cortos, puede que requieras de un cambio más pronto que si manejas largos períodos en carretera.

Por otro lado, si has tenido el coche estacionado durante mucho tiempo, es preciso que hagas un cambio de aceite cuando comiences a rodarlo. El cárter, depósito del lubricante del motor, puede tener fisuras y una señal sería una mancha de aceite en el piso. 

¿Cómo cambiar el aceite del coche?

Podríamos describir el proceso
completo en 8 pasos:

  1. Asegúrate de que el motor esté a una temperatura adecuada. No tan caliente como cuando lo has usado un buen rato, pero tampoco tan frío como que no lo has usado en unas horas. Esto es necesario para facilitar que el aceite fluya más fácilmente que si está totalmente frío, pero cuidado, porque de estar muy caliente, puedes quemarte con el aceite o con las piezas del motor como el depósito.
  2. Si no tienes una “trinchera” como las de la ITV, necesitarás elevar el vehículo para poder maniobrar por debajo del motor y realizar las siguientes operaciones.
  3. Prepara la cubeta para dejar caer en ella el aceite usado, y localiza el tapón del aceite situado en el cárter, para ponerla justo debajo del mismo.
  4. Usa una llave inglesa para aflojar el tapón, pero termina de abrirlo con la mano para hacerlo de forma progresiva y evitar salpicaduras o que vuelque la cubeta al salir el aceite a presión por el efecto de la gravedad.
  5. Mientras se vacía el cárter, aprovecha para cambiar el filtro del aceite. Para ello, abre el capó, localiza el filtro y desmóntalo. Después, lubrica un poco el sello de goma del nuevo filtro y apriétalo con la herramienta adecuada.
  6. Cierra de nuevo el cárter con el tapón y rellena el depósito usando un embudo para no desperdiciarlo, y sobre todo, que no se llene de aceite la zona. No olvides comprobar con la varilla de medir que el nivel es el correcto.
  7. Enciende el coche, déjalo en punto muerto, y comprueba que no hay nada que gotee por debajo del coche. Si así fuera, apágalo y localiza la fuga, comenzando por el tapón del cárter. Si el problema persiste, deberías llevar el coche a revisar por un profesional, quizás la fuga es producto de una avería en alguna zona del sistema de lubricación.
  8. Recicla el aceite viejo llevándolo a un taller o a un punto limpio.

¡Deja que hagamos un diagnóstico a
tu coche!

El aceite sucio o deficiente puede dañar corazón de tu vehículo, así que debes hacer un mantenimiento regular. También, es importante que te asegures que las piezas
del motor del coche estén libres de hollín. A través de la descarbonización, se eliminan todas las impurezas que impidan un óptimo funcionamiento del motor.

Con Flex Fuel Energy tienes la opción de hacer un diagnóstico gratis, para determinar cómo te ayuda el proceso de descarbonización. Sabemos que esta es una opción rentable porque tan solo hacer el cambio de una válvula EGR dañada puede llegar a costar unos 350 euros. Por eso, invertir en una limpieza profunda de tu motor puede ahorrarte dinero a largo plazo.

Conserva en buen estado tu motor, haciéndole mantenimiento con cambio de aceite y eliminación de carbonilla. Contacta al equipo de profesionales de FlexFuel que esté ubicado más cerca de tu domicilio. Te podrán asesorar sobre esta limpieza que te permite reducir averías y disminuir el impacto negativo en el ambiente.

¿Tienes dudas sobre el proceso? Escríbenos a través de nuestro formulario de contacto, a través del cual resolveremos todas tus preguntas. También, tienes la posibilidad de
convertir tu taller en un asociado de esta empresa enfocada en la optimización del motor.

El gripado del motor es el fallo más grave y serio que puede ocurrir en un motor de combustión. Cuando esto sucede, se debe principalmente a una falta severa de mantenimiento al coche.

El motor es la parte más compleja y una de las más importantes de un coche, por lo cual debe atenderse regularmente para que esté en óptimas condiciones.

Por lo tanto, cuando se descuida de forma habitual, el gripado es prácticamente inevitable, pues hace que las piezas del motor se fusionen, de manera que el funcionamiento es imposible. El motor se destroza por completo y queda inservible.

¿Qué es un motor gripado?

Es una de las averías más graves que puede sufrir el motor de un coche. Este daño suele ocurrir cuando el motor no ha tenido mantenimiento con regularidad.

El gripado consiste en la fusión de las piezas metálicas del motor, tanto móviles como fijas, por lo cual el motor queda imposibilitado para funcionar, porque el motor se rompe y queda completamente dañado.  

Las piezas que suelen causar este fallo son el pistón y la camisa que recubre el cilindro o los casquillos y el cigüeñal.

¿Cómo saber si se ha gripado el motor?

El gripado de un motor puede suceder por varias razones:

Mala refrigeración

El líquido refrigerante es muy importante para el motor, puesto que es encargada de mantener la temperatura adecuada del mismo. Cuando el líquido refrigerante es insuficiente o pierde sus propiedades, el motor se recalentará, y si no se apaga inmediatamente, el motor sufrirá el gripado.

como evitar el gripado del motor

Falta de lubricación

El aceite en el motor es necesario para el buen funcionamiento del mismo, puesto que mantiene al mínimo la fricción entre las piezas, evitando de esta manera un exceso en la temperatura. Cuando no se hace mantenimiento y se deja sin cambiar por mucho tiempo el aceite, este pierde sus propiedades y el motor comienza a perder lubricación, la cual traerá como consecuencia que el motor de tu coche se sobrecaliente y se produzca el gripado.

Fallo en el segmento de compresión

Esto sucede cuando la capa del lubricante que protege al cilindro y el pistón se rompe o se quema, lo cual produce el sobrecalentamiento del motor, haciendo que el motor sufra el tan temido gripado.

Desequilibrio entre el cigüeñal y las bielas

Las bielas del motor son la parte del motor que conectan el cigüeñal con el pistón. Esta es la causa menos probable con la cual puede ocurrir el gripado del motor. Sin embargo, el gripado puede producirse cuando el cigüeñal se desequilibra, trayendo como consecuencia vibraciones y fricción, haciendo que se desajuste y ocurra el exceso de temperatura.

¿Cómo gripar el motor de un coche?

El gripado de un motor puede ocurrir por varios factores, como:

Arrancar el coche en frio

Para evitar el gripado debes esperar a que el motor alcance la temperatura adecuada antes de arrancarlo. Si lo haces con el motor frio, causarás el terrible gripado.

Los motores en los coches modernos no tardan mucho tiempo en alcanzar la temperatura optima, pero es necesario vigilarla, a través del líquido anticongelante, pues este determina si el motor está muy frio.

Bajo nivel de aceite

Si el nivel de aceite está bajo, hay altas probabilidades de que el motor del coche sufra un gripado. Para evitarlo, debes comprobar que el recipiente donde se guarda el aceite está en el nivel adecuado (el cual está ubicado en la parte inferior del motor).

Para verificar que el motor está bien de aceite, debes introducir la varilla y ella debe indicar si el nivel de aceite este cerca del mínimo o máximo nivel.

El aceite del motor del coche debe revisarse en un intervalo no mayor a 15 días, cada vez que se vaya a realizar un viaje largo (antes y después).

Este procedimiento debe hacerse con el motor frío y el aceite en llano para evitar cualquier tipo de daño al motor.

El cambio de aceite se realiza por el tapón y observando el nivel en la varilla. Se recomienda que al momento de cambiar el aceite sea del siempre del mismo tipo que el motor llevaba con anterioridad, y reemplazarlo en su totalidad cada 2 o 3 años.

que hacer con un motor gripado

Bomba de aceite

Otra forma en la que el motor puede griparse es si la bomba de aceite deja de funcionar correctamente, siendo una de las consecuencias que el sistema de lubricación no trabaje bien.

Algún tipo de fugas

Siempre hay que asegurarse de cerrar bien los tapones, juntas e incluso revisar que la varilla medidora del aceite este en la ubicación que le corresponde para que así no implique que el nivel del lubricante pueda bajar, y así pueda gripar el motor.

Humo azulado

Si el humo que sale por el escape es de color azulado y un olor a fritura, lo más probable es que las proporciones del aceite y combustible no se están quemando bien, por lo que es necesario llevar el coche inmediatamente a un taller para su revisión.

¿Puede arrancar un motor gripado?

Si el motor de un coche se engripa, el coche no arrancará, puesto que el motor se ha bloqueado o algunos de sus componentes se han endurecido. Esto se debe a que ocurre una fusión en algunas piezas metálicas haciendo imposible que pueda moverse.

Por ello, es necesario revisar con regularidad el nivel de aceite y refrigerante.

¿Cuánto cuesta reparar un motor gripado?

Para saber el costo de la reparación de un motor gripado, hay varios factores que hacen que el precio varie, como el tipo de coche, características del motor, por solo mencionar algunas.

Pero, una reparación de este tipo puede tener un costo aproximado de 1.000 a 1.600 euros, y estos precios pueden aumentar dependiendo del tipo del motor y la cilindrada del mismo.

¿Cómo se puede evitar el gripado de un motor?

Para evitar el gripado de un motor, es importante revisar y realizar mantenimiento preventivo con regularidad a los sistemas de refrigeración y lubricación para asegurarse que las piezas no se están fusionando y se están deslizando sin ninguna eventualidad.

También, es necesario prestar atención al indicador de temperatura, a los niveles de aceite, hacer los recambios de aceite del mismo tipo que ya tenía el coche, evitar las aceleraciones bruscas en frío y controlar el arranque para evitar sobrecalentamiento.

El coche está compuesto por diferentes tipos de líquidos que permiten el funcionamiento del motor y de varios de sus componentes. Es común que con el tiempo estos líquidos se acaben y debas sustituirlos. Otras veces el problema no es que el líquido se desgaste, sino que el sistema tiene una fuga y ha perdido el líquido necesario para su buen funcionamiento.

Parte del mantenimiento que debemos hacer el coche es revisar el estado de los diferentes líquidos que este integra. Este mantenimiento podría evitar muchas averías y proporcionar mayor seguridad al conducir. Es importante realizar estas revisiones con cierta regularidad y cada vez que vayamos a salir de viaje.

¿Cuáles son los líquidos debemos revisar en nuestro coche?

Nuestro coche está compuesto por muchísimos líquidos que permiten su buen funcionamiento. Estos son los líquidos que deberías revisar regularmente:

Aceite del coche

Es uno de los líquidos más importante que integra el motor de nuestro coche. Su función es lubricar todos los componentes del motor. Esta lubricación impide que los elementos del motor tengan fricción entre ellos, lo que desembocaría en desgastes excesivos, sobrecalentamientos e incluso, la fundición del motor. Es uno de los aceites más esenciales del motor y debe encontrarse entre el nivel mínimo y el nivel máximo para funcionar adecuadamente.

Cómo revisar el aceite del coche

Si tu coche tiene problemas con el aceite del motor, el testigo te indicará cuando esté en el nivel mínimo. Sin embargo, lo mejor es siempre revisar el aceite del coche de forma manual. Si utilizas tu coche de forma frecuente, deberías revisarlo cada 5.000 km. Si no lo utilizas de forma frecuente, con revisarlo cada 6 meses es más que suficiente.

Los líquidos de tu coche: su importancia y cuando revisarlos

Sigue estos pasos para revisar los líquidos del coche:

  • Estaciona el coche adecuadamente. Lo ideal es estacionar el coche en un lugar plano y colocar el freno de mano. Recuerda tener el motor apagado y este debe estar frío para poder realizar esta revisión.
  • Localiza la varilla del aceite. Esta se encuentra debajo del capó, junto al bloque del motor). Tiene un aza para que puedas tirar de ella, esta aza suele ser de color blanca o amarilla, o de un color fácil de localizar.
  • Límpiala con un trapo o un trozo de papel. Así podrás quitar el exceso y el aceite adherido a la varilla. Esto te proveerá una lectura más certera del nivel del aceite.
  • Introduce la varilla nuevamente. Empuja hasta el fondo para que puedas medir el nivel real del aceite.
  • Examina su nivel real. Una vez que saques la varilla podrás saber cuál es el estado del aceite del motor. La varilla tiene dos indicadores, una para el nivel máximo y otra para el nivel mínimo. El nivel adecuado se encuentra entre estos dos niveles. Mientras más abajo esté el nivel, significa que más rápido necesitará un cambio de aceite. Si el aceite está muy usado, deberás sacar el aceite usado y agregar el nuevo hasta los dos niveles que indica la varilla.

También debes fijarte en el color del aceite. Esto te indicará el estado del aceite. Mientras más oscuro esté, significa que más usado y quemado está. El aceite puedes tener tres tonalidades: dorado, marrón o negro.

  • Aceite dorado. Este color indica que el aceite está limpio. Normalmente, este es el color que tiene cuando el aceite está nuevo o con poco uso.
  • Aceite marrón. Este color es un indicativo ya que el aceite se ha estado usando y de que debes cambiarlo pronto.  
  • Aceite negro. Viene acompañado con un olor a quemado e indica que el aceite ya está viejo y debes cambiarlo.

Líquido refrigerante

El líquido refrigerante es el encargado de evitar el sobrecalentamiento del motor del coche. Este circula a través de todo el motor y absorbe el calor que allí se genera. El líquido tiene un punto de ebullición bastante alta y una temperatura de congelación baja. Adicionalmente, tiene propiedades anticorrosivas y antiincrustantes. Sin este líquido, el motor podría sobrecalentarse, los pistones podrían fundirse y muchos otros componentes podrían averiarse. Incluso, el motor podría estar expuesto a sufrir una explosión interna.

Cómo revisar el líquido refrigerante

A diferencia del aceite del motor, el líquido refrigerante no es un líquido que se consume, por lo menos no de manera general. Si al revisar el nivel del refrigerante, notas que está por debajo de lo normal, puede ser indicativo de una fuga en el sistema. Y por tanto, el coche está expuesto a una avería grave.

Si el piloto del salpicadero se enciende, puedes ser un indicativo de que tienes un problema con el líquido refrigerante. Al igual que con el aceite del motor, el recipiente tiene un medidor con un nivel mínimo y máximo. El nivel debe encontrarse entre estas dos medidas para funcionar adecuadamente.

Para revisarlo, debes aparcar el coche en una superficie planta y tener el motor frío (es algo que debes hacer para revisar todos los líquidos). Después de abrir el capo debes,

  • Localizar el depósito de refrigeración. Se suele encontrar en el compartimiento del motor. El recipiente es de plástico y suele ser transparente. La tapa suele ser de color azul o negro.
  • Evaluar el nivel del líquido. Si está por debajo del mínimo, solamente debes reponer el líquido hasta la medida adecuada.

Líquido de frenos

El líquido de frenos es el encargado de transmitir la fuerza desde el pedal de freno hasta las pastillas de los frenos. En un sentido llano, el coche no podría frenar sin el líquido de frenar. Su nivel debe encontrarse en el nivel adecuado para que el coche frene adecuadamente. De lo contrario, el vehículo podría patinar sobre el asfalto.

Cómo revisar el líquido de frenos

Al igual que con el líquido refrigerante, este es un líquido que no disminuye. Si tu coche tiene falta de líquido de freno, es posible que el circuito del freno tenga alguna fuga. De ser así, deberías acudir de inmediato con un profesional para hacer la reparación necesaria. Puesto que en cualquier momento podrías quedarte sin frenos.

A veces el problema no se encuentra directamente en el líquido de frenos. Suele ocurrir cuando las pastillas de los frenos se desgastan, y por tanto, el nivel disminuye. En tal caso, solo es necesario cambiar las pastillas de frenos.

Se encenderá el piloto testigo de frenos, si algo va mal con los frenos. Puede ser producido por un problema en el líquido de frenos. El depósito del líquido de frenos cuenta con dos indicadores: el mínimo y el máximo. El nivel siempre debe encontrarse entre ambas.

Siguiendo las indicaciones anteriores, debes abrir el capó. El deposito suele tener una etiqueta que indica que es el recipiente del líquido de frenos. Si está por debajo de los niveles, solo debes reponerlo.

Es posible que tengas problemas para determinar si el líquido se encuentra en el nivel adecuado. Si es así, solamente debes limpiar la suciedad de la superficie y listo. También podrías mover el coche, para que el líquido se mueva y verificar su estado. La última opción, es abrir la tapa y mirar dentro para asegurarte que el nivel del líquido de frenos es el adecuado.

Los líquidos de tu coche: su importancia y cuando revisarlos

Líquido de transmisiones

En el caso de los autos sincrónicos, el aceite de transmisiones tiene la misma función que el aceite del motor: lubricar los componentes y evitar la fricción de los engranes metálicos cuyas consecuencias son el desgaste y las altas temperaturas.

Sin embargo, en los coches de transmisión automática, el aceite de transmisión tiene la tarea de generar el movimiento, el acoplamiento y la presión hidráulica de los componentes de la transmisión. Se parece más a la función que hace el líquido de frenos.

Cómo revisar el líquido de transmisión

Tampoco baja su nivel. Esto ocurre por causa de una fuga. Si notas aceite debajo de la transmisión del vehículo, es posible que tengas una fuga. Busca a un profesional que te asista.  

Líquido de dirección

El líquido de dirección es un aceite cuya función es generar energía o presión hidráulica. De esta manera, permite al conducir girar el volante con mayor facilidad en las maniobras del volante.

Cómo revisar el líquido de dirección

Este líquido tampoco debería bajar su nivel. Si está por debajo del nivel adecuado, consulta a un profesional para que te ayude. Puede ser señal de una fuga u otra avería importante.

¿Cómo saber si le falta líquido de dirección? El depósito de encuentra debajo del capó. Debe estar dentro de los niveles marcados en el depósito. El fabricante te indicará cuánto debes rellenar el tanque de líquido de dirección. El manual del fabricante te indicará el nivel.

Líquido del limpiaparabrisas

Es un líquido especial para limpiar el parabrisas. A pesar de que no tenga ninguna importancia en el funcionamiento del motor, su tarea es muy relevante en materia de seguridad. Su tarea es darnos una mayor visibilidad en la carretera al conducir. Es un líquido que debe mantenerse en buen estado para conducir de forma segura.

Cómo revisar el líquido de limpiaparabrisas

La falta de líquido de parabrisas no va a perjudicar el funcionamiento de tu vehículo. Sin embargo, es necesario para pasar la prueba de la ITV y conducir con seguridad. Recuerda llenar el depósito antes de hacer la ITV.

Si al activar el limpiaparabrisas no sale líquido, es un indicativo de que se acabó el líquido. Solo debes rellenarlo. El tablero también te indicaría que tienes un nivel bajo. El depósito está debajo del capó y tiene un símbolo como de un parabrisas. Lo mejor es llenar el depósito con el líquido recomendado para limpiar el parabrisas. Podrías llenarlo con agua, pero solo en caso de no tener el otro.

Otra cosa, sigue las indicaciones de tu fabricante para realizar el cambio del líquido del limpiaparabrisas. Dependiendo de la temperatura de tu ciudad, sabrás hasta donde llenar el depósito. Con temperaturas frías el líquido tiende a expandirse. En ese caso, lo mejor es rellenar ¾ partes del depósito. También existen líquidos especiales para bajas temperaturas que no se expanden en temperaturas bajas.

En los últimos años, los neumáticos lowcost se han vuelto muy populares. Hasta el punto de que más y más fabricantes han decidido tener una línea de neumáticos dedicadas al lowcost. Este tipo de neumáticos tiene sus ventajas como también sus inconvenientes. Y hay muchas cosas que deberíamos tomar en cuenta antes de adquirir este tipo de neumáticos.

¿Qué son las ruedas lowcost?

Los neumáticos lowcost no son más ni menos que neumáticos de una menor calidad que los neumáticos premium o de primera marca. Estos neumáticos suelen ser de tipo c, y por lo tanto, son los más económicos del mercado. Estos neumáticos son más anchos y poseen bordes más grandes, por lo que proveen de mayor frenado en seco.

Los neumáticos lowcost no son neumáticos usados ni mucho menos neumáticos de mala calidad. Es decir, comprar estos neumáticos no significa que se desgastarán en menor tiempo que los neumáticos premium. Lowcost significa que, en el rango de calidad y precio, estos neumáticos se encuentran por debajo de los neumáticos premium y los de primera marca.

Además, te sorprendería saber que dependiendo de las circunstancias y del tipo de coches que tengas, las ruedas lowcost podrían ser tu mejor opción. De hecho, en coches deportivos, las ruedas lowcost son la mejor opción para una conducción controlada.

ruedas lowcost

¿Qué ruedas puedo poner en mi coche?

Saber qué tipo de rueda puedes colocar a tu coche no es muy complicado. De hecho, con solo mirar el flanco del neumático sabrás qué tipo de neumático necesitas. El flanco tendrá unos códigos impresos qué indica el tipo de neumático que lleva tu coche, este código indica tanto el tipo de goma como las prestaciones que requiere. Por ejemplo, podrías encontrar un neumático que tenga el siguiente código: 225/55 R 17. A partir de esto ejemplo, te enseñamos qué tipo de ruedas puedes colocar a tu coche:

  • La anchura de la rueda. El primer número que aparece en el código se refiere a la anchura del neumático. Un neumático puede tener entre 125 a 335 milímetros. En nuestro ejemplo, la anchura de la rueda es de 225 mm.  
  • La altura de la rueda. El segundo número del código indica la altura de la rueda. Este número se mide por medio de porcentajes. La altura del neumático es determinada por un porcentaje respecto a su anchura total. En nuestro caso, la altura de la rueda es de 55% con respecto al ancho total que es de 225 mm.
  • El radial del neumático. La R se refiere al radial del neumático, es decir, la forma en que se orientan las capas internas del neumático. Existen ruedas que parten desde un punto central y otras que tienen capas superpuestas y cruzadas. Aunque las más comunes son las que tienen capas desde un punto central.
  • El diámetro. El siguiente número indica el borde interior de la llanta. Este valor es expresado en pulgadas. Puedes encontrar neumáticos de 16 pulgadas, 15 pulgadas, etc. En nuestro ejemplo, el neumático es de 17 pulgadas.
  • El índice de carga. El número siguiente indica la capacidad de carga que puede soportar el neumático. Para saber cuánto peso pueden soportar los neumáticos, solo debes ver el número y compararlo en la tabla de índice de carga que puedes encontrar en Internet. Si el índice de carga es de 92, significa que los neumáticos pueden soportar 630 kg.
  • El índice de velocidad. El índica de velocidad va desde las letras L a la Y. Se refiere a la velocidad máxima que puede alcanzar un neumático manteniendo sus prestaciones, seguridad, tracción, comodidad y otras cosas más. Si el neumático es U significa que está diseñado para velocidades de hasta 200 km/h en turismos coupé y berlina.

Saber qué neumático elegir

Una vez que sepas el tipo de neumático que lleva tu vehículo debes tomar otros factores en cuenta. Por ejemplo, es importante que mires el tipo de coches que tienes, las condiciones en las que vas a conducir y qué tipo de conducción deseas.

En los coches deportivos, los neumáticos lowcost son la mejor opción porque proporción mejor tracción en seco, y por tanto, una mayor capacidad de frenado. Esto permite tener mayor control del coche a altas velocidades.

Sin embargo, los neumáticos lowcost dificultan la conducción en coches normales y hacen que el coche haga mayores movimientos debido a su capacidad de tracción.

¿En qué me fijo para comprar una rueda?

En el mercado existen diferentes tipos de neumáticos, según las necesidades de tu coche y sobre todo, las condiciones ambientales.

Los neumáticos de invierno son la mejor solución para conducir en invierno. Estos mantienen una mejor flexibilidad en temperaturas menores a 7ºC. Todo esto hace que tenga una mayor tracción a bajas temperaturas. Además, están diseñados para expulsar el agua y la nieve. Por lo que tienen mayor eficiencia en seco. Deberías adquirir neumáticos de invierno, si debes conducir en estas condiciones.

Para altas temperaturas y ambientes secos, los neumáticos de verano son la mejor opción. Ofrecen un mejor agarre en seco y en ambientes calurosos. Su eficiencia se mantiene al 100% en temperatura entre 7ºC a 25ºC. Además, están diseñados para dar mayor resistencia al maniobrar, por lo que su distancia de frenado es menor.

ventajas neumaticos lowcost

Ventajas de los neumáticos baratos

El precio, su principal ventaja

La principal ventaja de los neumáticos lowcost es su precio. Mientras que los neumáticos Premium tienen un precio superior a los 70 euros, los neumáticos lowcost pueden encontrarse desde 40 euros en adelante. La diferencia es de 30 a 50 euros de diferencia.

Otra ventaja de los neumáticos baratos es que actualmente existen una gran variedad en el mercado. Por lo que es muy posible que encuentres un neumático lowcost adecuado para tu vehículo. Otra que proporciona mayor confianza es que muchos fabricantes de alta calidad actualmente también están fabricando neumáticos lowcost.

Inconveniente de las ruedas baratas

Mayor consumo

Los neumáticos lowcost consumen una mayor cantidad de combustible. El hecho de que los neumáticos lowcost tengan una mayor capacidad de agarre, significa que colocan más resistencia para poder mover el coche. Lo que se traduce en que se debe gastar una mayor cantidad de combustible para poder mover el vehículo.

Peor agarre en mojado

Otro problema de los neumáticos lowcost es que no están diseñados para conducir en suelo mojado. Por lo que son más propensos al aquaplaning, es decir, a deslizar en el suelo mojado por cuanto no es capaz de sacar el agua. Además, como son más anchos, las ruedas lowcost presentan este problema incluso en bajas velocidades.

No compres ruedas usadas

Como hemos mencionado anteriormente, no se debe confundir los neumáticos lowcost con neumáticos de segunda mano. Así que, no adquieras ruedas usadas bajo el eslogan de que son neumáticos lowcost. Adicionalmente, recuerda que las ruedas usadas presentan desgastes que podrían reducir la seguridad de tu conducción.

¿Merece la pena elegir un neumático barato?

Realmente sí valen la pena. Sobre todo, si estás buscando un neumático económico y con mayor tracción en seco. Sin embargo, si necesitas conducir en invierno o en suelos mojados, o quieres conducir de la manera más cómoda posible, lo mejor es optar por un neumático premium.

Durante las frías noches del invierno el parabrisas de nuestro coche es propenso a cubrirse de una gruesa capa de hielo o nieve. Esta es una situación bastante normal si aparcamos nuestro coche en la calle, y no en un garaje o aparcamiento bajo techo.

Ese hielo debe ser eliminado para poder conducir adecuadamente, ya que es muy difícil tener una buena visibilidad de esa manera. No obstante, el hielo no se puede quitar de cualquier forma porque el estado del parabrisas podría ser perjudicado. Toma en cuenta los siguientes consejos.  

Lo que no debes hacer para quitar el hielo y la nieve del parabrisas

Lo primero que debemos tomar en cuenta son las cosas que no debemos hacer para evitar dañar el parabrisas en nuestro intento de quitar el hielo o la nieve.

  • No utilices agua caliente. Los cambios de temperaturas bruscos rompen fácilmente cualquier cristal. Si el agua caliente entra en contacto con el cristal frío, lo más probable es que este se rompa.
  • No utilices ninguna corriente de aire caliente. No utilices ningún dispositivo para echar aire caliente al parabrisas. Los problemas serían los mismos que el anterior.
  • No utilices sal. La sal es perjudicial para los cristales con hielo y nieve. La sal es útil para evitar que el agua se congele, pero no es para nada efectivo para descongelar el hielo ya creado. La sal también puede rayar muy fácilmente el parabrisas. Además, la sal es corrosiva para la chapa. Así que estaríamos comprometiendo varias partes de nuestro coche, si utilizamos sal.
  • No actives el limpiaparabrisas. Los parabrisas no tienen la fuerza suficiente para mover el hielo y la nieve. Activarlos, podría dañarlos fácilmente.
como eliminar la nieve del parabrisas

Cómo quitar el hielo y la nieve del parabrisas

Existen diferentes métodos que puedes aplicar para quitar el hielo y la nieve del parabrisas. Estos son los más comunes:

  • Utilizar líquido anticongelante. Este es el método más efectivo para quitar el hielo y la nieve del parabrisas. Agrégalo directamente al parabrisas y retira el hielo con una rasqueta de plástico para que el cristal no sufra ningún daño. También podrías utilizar una tarjeta plástica que ya no estemos utilizando para retirarla. Pero cuidado, porque se podría dañar.
  • Añadir alcohol. El alcohol también es un excelente aliado para quitar el hielo y la nieve. Puedes agregarlo directamente a la nieve o al hielo. También puedes combinarlo con agua (una de agua más dos de alcohol). Y así podrás retirarlo fácilmente. Este truco será útil si la capa de hielo es delgada. No debe agregarse al depósito del limpiaparabrisas.
  • Rascar el hielo. Esta es la medida que tendrás que utilizar en caso de que la capa sea demasiado gruesa. Usa una rasqueta o tarjeta de plástico. No utilices ningún material de metal porque podrías rayar el cristal.
  • Arrancar el coche y encender la calefacción. Este método no es el más recomendable, pero sí podría ser efectivo. Arranca el coche y enciende la calefacción al máximo, pero que la corriente vaya en dirección al parabrisas. Esto no produce mucho daño porque la temperatura del cristal sube poco a poco, haciendo que el hielo se debilite. No utilices esta técnica en lugares cerrados ya que podrías intoxicarte con monóxido de carbono.
  • Accionar el limpiaparabrisas. Los limpiaparabrisas solamente deben utilizarse cuando el hielo o el exceso de nieve se hayan eliminado. Los parabrisas solamente deben ser empleados para dar los últimos toques de la limpieza y debes usarlos con líquido anticongelante.

Cómo evitar que se acumule hielo y nieve en el parabrisas

El parabrisas del coche se encuentra expuesto a las bajas temperaturas, siempre que es aparcado en la calle durante la noche. Por esa razón, la mejor forma para evitar estos problemas en el parabrisas es cuidar nuestro coche durante las frías noches del invierno.

como eliminar el hielo del parabrisas

Puedes guardar tu coche un aparcamiento privado. También podrías cubrir el parabrisas con un cartón para evitar la formación del hielo. También podrías cubrir el parabrisas con una manta, ya que tendría el mismo efecto.

Eliminar el hielo de los faros y las luces traseras

Los parabrisas no son los únicos que se ven afectados por las bajas temperaturas, los faros y las luces traseras también. Las lámparas convencionales de incandescencia no representan un problema porque su bombilla genera el suficiente calor para descongelar la superficie. Sin embargo, si los faros son de xenón o LED, no podrán descongelarlos. Así que tendrás que aplicar exactamente los mismos consejos que dijimos anteriormente.

Tener nuestro coche bien revisado es importante si lo que queremos es tener una conducción segura y evitar averías caras en el futuro. Sea que quieras salir de viaje o no, aprender a revisar tu coche es un conocimiento que podría evitarte muchos problemas en el futuro.

¿Para qué hacer revisiones del coche?

El principal motivo para hacer revisiones periódicas al coche es nuestra propia seguridad. Realizar estas revisiones nos permitirá descubrir averías y posibles averías. Esto no solo impedirá que nuestro coche se estropee en medio de la vía y quedemos varados, sino que también nos protegerá de averías que pueden provocar terribles accidentes y atentar contra nuestra vida. Además, esta es la mejor manera de preservar la vida útil del coche por más tiempo, evitando que esté propenso a desgastes.

Revisar el coche también es un hábito correcto antes de realizar un viaje. Primero, porque los viajes suelen desgastar más nuestro coche, sobre todo si son viajes largos. Por lo cual, tenemos que asegurarnos de que nuestro coche esté en las óptimas condiciones para realizar el viaje.

No existe un tiempo estándar para realizar esta revisión del coche. La revisión se deberá realizar en función del uso que hagamos del mismo. Si lo utilizamos con demasiada frecuencia, obviamente deberemos realizar revisiones más frecuentes. Cada fabricante establece un kilometraje estándar para cada uno de sus modelos en función de sus capacidades y componentes. Como regla, las revisiones deberían realizarse cada 15.000 km o una vez al año. En los concesionarios de la marca de tu coche, puedes conseguir las instrucciones para realizar estas revisiones a tu coche.

Adicionalmente, recuerda que la garantía del coche dependerá en gran manera de que realices las revisiones en el tiempo estipulado por el fabricante.

Sin más, esto es lo que debes tener en consideración al revisar el coche:

Comprobar el aceite

El aceite de motor es un elemento fundamental para el buen funcionamiento del motor. El motor está compuesto de piezas metálicas que rozan entre sí a gran velocidad. Y sin una buena lubricación, los desgastes no se harán esperar. E incluso, las piezas metálicas podrían fundirse por las altas temperaturas que alcanzan. Así que este es el primer elemento que debes comprobar.  Si te preguntas que pasa si no cambio el aceite del coche puedes leer nuestro artículo.

¿Cómo comprobar el aceite correctamente?

Esto es lo que debes hacer para comprobar el aceite:

  1. Lo primero es estacionarte en un lugar frío y apagar el motor. Pon el freno de mano y asegúrate que el motor esté frío.
  2. Abre el capó y localiza la varilla del aceite. La varilla suele encontrarse junto al bloque motor y tiene un color diferente para resaltar, como blanco o amarillo.
  3. Tira de la varilla y limpia el exceso. Puedes utilizar un trozo de papel o un trapo viejo. Quitar el exceso te permitirá hacer una evaluación más clara y precisa del nivel de aceite.
  4. Vuelve a introducir la varilla. Introdúcela hasta el fondo y vuélvela a sacar para medir el nivel de aceite.

La varilla cuenta con dos marcas que indican el nivel mínimo y máximo de aceite que debería tener tu coche. El aceite debería encontrarse en medio de ambas marcas. Si está por debajo es porque le falta aceite y si está por encima, es porque tiene demasiado.

Si me falta aceite ¿lo cambio todo o solo añado?

Cambiar o añadir más aceite depende de varios factores. Como regla general, si tu coche tiene poco aceite lo ideal es que simplemente agregues más hasta que alcances el nivel adecuado. Deberás cambiarlo si está por encima del punto máximo.

Otro factor para saber si debes realizar un cambio de aceite o no, se encuentra en el color del aceite. Puesto que el color del aceite te dirá el estado en que este se encuentra.

  • Aceite dorado. El color dorado indica que el aceite está como nuevo y que aun tiene bastante vida útil.
  • Aceite marrón. El aceite marrón indica que ya has estado usando el aceite por un tiempo y que el tiempo de realizar el cambio está por llegar.
  • Aceite negro, con olor a quemado y residuos. El aceite negro es un claro indicativo de que el aceite ya está viejo y que debe cambiarse con urgencia. Normalmente, viene acompañado con olor a aceite quemado y algunos residuos de suciedad.

Estado de la batería

La batería es el segundo componente de tu coche al que deberías prestar atención. Una batería dañada podría dejarte en medio de la vía fácilmente. No hay más frustrante que intentar encender tu coche y que no lo haga. Un claro indicativo de que la batería se encuentra en mal estado.

¿Cómo compruebo el estado de la batería?

Existen diferentes maneras de comprobar el estado de la batería antes de que se agote y tener que cargar la batería del coche. La más fácil es revisar la factura de la batería. En la mayoría de los casos, allí se suele indicar el tiempo en que la batería tendrá caducidad.

La segunda forma es llevándolo a un taller que revise baterías para que chequeen el estado del ácido y realicen los debidos mantenimientos a la batería. Esta última es la mejor forma de comprobar que la batería del coche se encuentre en buen estado.

Revisar las luces del coche

Las luces son uno de los factores más importantes al momento de conducir, especialmente cuando las condiciones climáticas no son las más adecuadas: lluvia, niebla y oscuridad.

Aunque tu mismo podrías revisar las luces del coche, siempre es mejor acudir a un profesional. Ya que ellos tienen todas las condiciones para evaluar la correcta iluminación del coche: su nivel, la distancia y la intensidad con la cual esta funciona.

Pero si te animas, tu mismo puedes hacerlo. Compruebas los tres tipos de luces: altas, bajas y halógenas. Recuerda que los tres tipos de luces son necesarios al conducir durante la noche. También deberías revisar los faros traseros, las luces de freno, las luces de retrovisor y las luces intermitentes.

Si el problema es que los faros están demasiado desgatados, podrías optar por un pulido de faros. Es bastante económico y efectivo para recuperar la claridad de los faros.

Comprobar presión de las ruedas

Comprueba la presión de los 5 neumáticos, es decir, también debes incluir el neumático de repuesto. Verifica que el nivel de desgate que tiene el relieve. Si está demasiado liso, es mejor sustituirlo. Los neumáticos lisos pierden agarre en la carretera, nos hace propensos a deslizar o a que la lona se rompa en medio de la carretera. Lo que podría provocar fácilmente un accidente.

En cuanto a la presión, puedes medirla en cualquier estación de servicio. Y realmente no es muy costoso.

Comprobar los líquidos del coche

El coche cuenta con varios líquidos que permiten que estos funcionen de manera adecuada. Los dos líquidos más importantes son el líquido refrigerante y el líquido de freno.

Nivel del líquido refrigerante

El líquido refrigerante es el encargado de hacer regular la temperatura del motor, impidiendo que alcance temperaturas demasiado altas y así se avería el motor. Sin un buen nivel de líquido refrigerante, el motor podría sobrecalentarse, varias piezas podrían verse afectadas y en el peor de los casos fundirse. Por eso, es esencial asegurarnos que el líquido refrigerante se encuentre en buen estado.

El líquido refrigerante no suele consumirse con regularidad como el aceite. Sin embargo, tu coche podría tener una fuga. Y no hay más desagradable que estar en medio de un viaje y tu coche comience a sufrir sobrecalentamientos.

El tablero cuenta con una señal que indica que el coche se está sobrecalentando y que, por tanto, algo puedes estar mal con el líquido refrigerante. Al igual que con el aceite, el líquido refrigerante se encuentra en un recipiente con medidor de máximo y mínimo. Allí puedes saber si has tenido alguna fuga o pérdida. El líquido de refrigerante debe encontrarse en el punto indicado para evitar sobrecalentamientos o sobrepresión en el circuito. Cambiar el líquido refrigerante no es muy costoso ni difícil de hacer.  

Nivel del líquido de freno

El nivel de líquido de freno no suele bajar por si mismo. Esto se debe a dos problemas en el coche, tales como:

  • Desgates en las pastillas de freno. El desgate en las pastillas de freno hace que el líquido de freno disminuya. Y por tanto, puede ser un indicativo de que debes cambiar las pastillas de freno.
  • Presencia de fugas. Las fugas son otra de las razones por la cual el líquido de freno disminuye. Un indicativo de que este e el problema es que debajo del coche se encuentra una mancha.

Al igual que en casos anteriores, el líquido de frenos tiene un medidor que indica el nivel máximo y mínimo. Además, el tablero cuenta con un testigo de frenos que indica que algo mal en el sistema de frenos.

Cambiar filtros del aire acondicionado

Si viajamos durante el verano, tener el aire acondicionado en buenas condiciones es casi un requisito para viajar lo más cómodos posibles. El filtro del aire suele encontrarse hacia la zona del copiloto en la mayoría de los modelos.

Por lo general, puedes limpiarlo por ti mismo. El motor debe estar frío antes de realizar la limpieza. Utiliza un destornillador para retirar los tornillos y quitar la tapa que cubre los filtros. Puedes limpiarlos con un compresor de aire. Pero si está roto, deberás llevarlo a un taller para que lo sustituyan. Una vez que realices el proceso, vuelve a tapar el filtro y coloca debidamente los tornillos.

Limpia parabrisas

Tener el parabrisas limpio es fundamental para tener una buena visibilidad en la carretera, sobre todo si deseamos emprender un viaje. Así que una parte importante es limpiar el parabrisas y dejarlos con la mayor claridad posible.

Si el parabrisas está astillado, impactado o con algún otro defecto, deberías optar por repararlo o sustituirlo.

Tener la ITV al día

Si quieres evitar sanciones o multas, entonces no deberías conducir con una ITV caducada. Por lo cual, lo ideal es que realices la prueba de la ITV en el tiempo que te corresponde. Si quieres evitar frustraciones al pasar la prueba de la ITV, puedes optar por una revisión pre-ITV.

Cuidar el motor del coche no es muy costoso. De hecho, más que un asunto de dinero es asunto de buenos hábitos en el cuidado del coche. Existen buenas prácticas que podrían hacer que el motor de tu coche funcione en su máximo rendimiento y dure el mayor tiempo posible.

Aceite del motor

Lo más importante para cuidar el motor del coche es el aceite. El aceite del motor es uno de los componentes más importantes y esenciales para su buen funcionamiento. El aceite del motor tiene la función de lubricar cada parte del motor para que este se desenvuelva de mejor manera sin producir desgates en sus piezas y exponer el motor a sobrecalentamientos.

cuidar el motor del coche

Para cuidar el motor, lo más recomendable es realizar el cambio de aceite antes del kilometraje que tu fabricante ha estipulado. De esta manera, evitas que tu coche conduzca con un aceite viejo y reduces al máximo los desgastes en el motor aumentando su vida útil.

Además, se recomienda revisar constantemente el nivel y el estado del aceite. Esta buena práctica nos podría evitar muchos problemas en el futuro.

¿Qué aceite usar?

En el mercado encontrarás dos tipos de aceites: mineral y sintético. Con respecto a cuál de los dos usar, la verdad es que cada tipo de aceite tiene sus pros y sus contras. Lo mejor es utilizar el aceite recomendado para el fabricante. De esta manera, cuidamos el motor del coche y nos aseguraremos de que esté funcionando con el aceite más adecuado y en óptimas condiciones.

Cambio de aceite

Si quieres cuidar el motor, se recomienda realizar un cambio de aceite por lo menos una vez al año. No obstante, es importante nuevamente revisar las indicaciones de cada fabricante. Esto puede cambiar mucho de modelo en modelo y de fabricante en fabricante. Lee las instrucciones del fabricante y realiza el cambio de aceite antes de alcanzar ese tiempo.

Al realizar el cambio de aceite, también es recomendable cambiar el filtro de aceite. De esta manera, así el motor tendrá un buen rendimiento y funcionamiento.

Esperar un poco antes de acelerar

Existen otros dos hábitos que debemos tomar para cuidar el motor y evitar su desgaste. Lo primero es calentar un poco el motor antes de arrancar. Esperar por lo menos un minuto en ralentí para que el motor logre alcanzar la temperatura adecuada y pueda funcionar.

Los coches más antiguos requerían esto porque algunos necesitaban estar calentados para que las bujías se elevaran. En los coches actuales no es tan esencial como antes. Pero es una buena práctica que podría preservar tu motor por más tiempo.

Además, también es bueno que al arrancar no aceleres demasiado. Acelera poco a poco durante unos minutos. De esta manera, te asegurarás de que el aceite haya llegado a cada parte del motor y este se encuentre bien lubricado.

Asimismo, si el coche está caliente no lo apagues inmediatamente, ya que esto también produce desgastes en el motor.

Conducción eficiente

Esto es lo principal si quieres mantener en buen estado el motor del coche. Los motores tienen un mejor rendimiento cuando conduces de manera constante. La práctica de frenar y acelerar de manera frecuente, como en vías con mucho tráfico, disminuye el rendimiento y la eficiencia del motor. Además, a mediano plazo termina produciendo desgates importantes en el motor. Lo mejor es siempre mantener la misma velocidad en cuanto sea posible.

Cambiar o limpiar piezas del motor

También es importante tener varias piezas del motor al día para optimizar al máximo su rendimiento. Algunas piezas necesitan ser cambiadas, mientras que otras deben limpiarse con cierta regularidad para cuidar el motor.

Correa de distribución

La correa de distribución es fundamental para el buen funcionamiento del coche. No esperes a que la correa de distribución se haya desgatado por completo o que se rompa para cambiarla. Es aconsejable realizar el cambio de la correa cuando el fabricante lo determine. De esta manera, tendrás la seguridad de que el motor está funcionando de manera adecuada.

El problema de que se dañe la correa de distribución por completo es que podría dañar otras piezas del motor como la culata o las válvulas. Lo que conllevaría un mayor gasto en reparaciones.

revisar el motor del coche

Filtro del combustible

Todos los coches cuentan con un filtro de combustible que impiden que las partículas y la suciedad del combustible pasen al sistema de inyección. Sin embargo, con el tiempo los filtros suelen obstruirse y pierden su eficiencia. Esto podría producir obstrucciones que disminuyan la eficiencia de consumo. Y, por el contrario, podría provocar que se cuelen ciertas partículas a los inyectores y producir algún daño en ese sistema. Por eso, el mantenimiento de esta pieza es fundamental para cuidar el motor.

Puedes hacer una revisión a los 30.000 km para ver el estado de los filtros y cambiarlos cada 60.000 km. Pero una vez más, deberías consultar el manual del fabricante de tu coche.

Adicionalmente, te recomendamos repostar el combustible regularmente. No dejes que el nivel de combustible descienda al máximo, ya que el filtro de combustible podría terminar obstruyéndose con mayor facilidad. En la parte inferior del coche se van acumulando residuos. Si el nivel de combustible desciende mucho, el coche comenzará a inyectar esos residuos y los filtros se verán afectados.

Bujías

Las bujías son las piezas encargadas de producir las chispas que encienden la combustión y hace que tu coche ande en marcha. Con el tiempo, las bujías suelen dañarse. De hecho, suele ser una de las piezas que deben sustituir con mayor regularidad en el motor. Una de las señales de que tienes alguna bujía en mal estado es que el coche tiene problemas para encender, debido a que la bujía no está produciendo la chispa.

Lo bueno es que las bujías son bastante económicas en comparación a cualquier otra pieza del coche.

Cables

Los cables de las bujías o de otra parte del motor también deben cambiarse cuando están muy deteriorados. Revisa el motor y si ves cables pelados o en mal estado, quizá sea hora de cambiarlos. El desgaste en los cables quizá puede ser uno de los principales causantes de que tu coche no encienda.

Inyectores

Los inyectores también se suelen ser otras de las piezas que se suelen averiar con más regularidad. Esto se debe a que tienen constante frecuente con el combustible y por tanto, se van obstruyendo con el tiempo. En la mayoría de los casos, no es necesario realizar un cambio de inyectores. Con una limpieza de inyectores es más que suficiente para que esta pieza vuelva a funcionar perfectamente. Esta limpieza debe hacerse con la regularidad estipulada por el fabricante, si quieres cuidar el motor del coche.

Si el daño es muy severo, si tendrás que optar por una sustitución.  

Prestar atención al cuadro de luces

El cuadro de luces está diseñado para indicarnos que algo anda mal en el motor. Cuando se enciende el Check Engine, es un indicio de que algo está funcionando mal en el motor.

Sin embargo, una gran cantidad de personas tienen la costumbre de no prestarle atención a las luces del tablero. Y al hacer esto, solamente exponen el motor a desgastes mayores. Y las reparaciones terminarían siendo más costosas de lo que realmente eran al principio.

Si se enciende el Check Engine, temperatura del motor, presión de aceite o problemas de batería, lleva tu coche lo más rápido posible al taller para que encuentren la causa del problema, sea reparada y conduzcas de una manera segura.

Mantenimiento del circuito de refrigeración del motor

El líquido refrigerante es muy importante para el buen funcionamiento del coche. Debes prestar atención a este, si quieres mantener en buen estado el motor del coche. Este es el encargado de evitar que el motor de tu coche se sobrecaliente. El líquido refrigerante debe ser checado regularmente para verificar que está funcionando adecuadamente. De lo contrario podría causar daños irreversibles al motor. Varias piezas podrían averiarse o incluso el motor puede llegar a fundirse.

La centralita del coche es la encargada de optimizar la potencia, el rendimiento y el consumo del motor. En los últimos años, muchos han optado por la reprogramación de la centralita para mejorar la potencia y el rendimiento de su vehículo. De hecho, es un servicio que cada vez toma más popularidad entre los talleres de España.

Pero ¿realmente se puede obtener alguna mejora al reprogramar la centralita? ¿Qué riesgos hay al reprogramarla? Respondamos a estas preguntas.

¿En qué consiste reprogramar la centralita de un coche?

Para controlar la funcionalidad del motor, la centralita cuenta con un software que trae una configuración de fábrica. Cada centralita viene con ciertas configuraciones que se adapta a las necesidades y requerimientos del motor. Esta configuración le indica al motor la cantidad de potencia que puede alcanzar, la velocidad de respuesta y la cantidad de combustible que debe inyectar para alcanzar tales prestaciones.

La reprogramación de la centralita cambia la configuración del software que trae de fábrica por otro que le ofrezca mayor rendimiento y consumo. Al reprogramar la centralita, es posible aumentar la potencia y mejorar el consumo del motor. En resumidas cuentas, la reprogramación es cambiar las configuraciones que la centralita trae por defecto para que así el motor obtenga un mayor rendimiento, potencia y consumo de consumo de combustible.

Ventajas de la reprogramación de la centralita del coche

Es indudable que reprogramar la centralita del coche ofrecerá varios beneficios al motor de tu coche. De hecho, esa es la razón por la que muchos conductores han tomado la decisión de optimizar el funcionamiento del motor, a través de la reprogramación de la centralita. Estas son los tres beneficios que obtendrás de la optimización de la centralita del coche:

ventajas de reprogramar la centralita del coche

Aumento de potencia

El primer beneficio que obtendrás es una mayor potencia en el CV y en el par motor. Para los coches comunes o sin turbo, se puede obtener hasta un 10% y 25% de potencia. Pero para coches turboalimentados, se puede obtener hasta 50% y 60% de potencia extra. El aumento de la potencia suele ser la principal razón por la que varios conductores optan por la reprogramación de la centralita.

Mejorar la seguridad

En general, mejora la seguridad del coche. La reprogramación de la centralita permite que el coche tenga una mejor respuesta al pisar el pedal de aceleración. Lo que en algunas ocasiones puede proveernos mayor seguridad, como en los adelantamientos en autovía.

Reducir el consumo

El consumo de combustible se adapta a la necesidad del motor. Es decir, no solo se aumenta la potencia del motor, sino que también se ajusta el tiempo y la cantidad de combustible que deberán agregar los inyectores para que la combustión ocurra de manera adecuada. Lo que reduce el consumo de combustible y hace que sea más eficiente.

Adaptar el funcionamiento del motor (al tipo de conductor)

La reprogramación de la centralita hace que el coche se ajuste a las necesidades y requerimientos del motor. Por ejemplo, se podría hacer que la conducción sea más suave para algunos conductores. Pero también se podría hacer que sea más agresiva y rápida.

¿Cómo se reprograma la centralita del coche?

Esto se logra conectando una diagnosis al puerto o un puerto OBD. Este es capaz de conectar con la centralita del motor para reconfigurarla.

El primer paso es realizar un respaldo del software que la centralita trae por defecto. Después, se hace el proceso de reprogramación. En una reprogramación de centralita estándar, se logra obtener un aumento en el rendimiento hasta en un 15% y 30%, sin necesidad de cambiar ningún componente en el motor. Además, hace que el motor tenga una respuesta más rápida al acelerador y mejora el compartimiento en general del vehículo al conducir.

Pero a mayor potencia y rendimiento, también se suele ver afectado el combustible. Y por eso, también se necesita optimizar para que no quede pobre o excesivo en relación a la potencia que ahora requiere el motor.

reprogramar centralita del coche

Riesgos de una reprogramación de la centralita incorrecta

Sin embargo, no todo son buenas noticias al reprogramar la centralita del coche. Al hacer este ajuste a la centralita del motor, te estarías arriesgando a producir algún daño en tu vehículo. Sobre todo, si no se hace de manera adecuada. Considera estos riesgos antes de realizar la reprogramación:

Estropear la centralita

Reprogramar la centralita del motor puede hacer que esta se estropee. El resultado no solo es que tendrás que comprar una centralita nueva, sino que otras partes del vehículo, especialmente del motor, se pueden ver comprometidas.

Pierda garantía

La reprogramación de la centralita hace que se pierda la garantía de esta. Por lo que, no cubrirá ningún daño que haya resultado de esta configuración.

En algunos casos existen excepciones. Es posible que no pierdas la garantía, si realizas la reprogramación en un taller del fabricante.

Aumentar emisiones contaminantes

No es tan fácil conseguir que el consumo del motor sea el más óptimo. De hecho, en algunos casos la reprogramación de la centralita no solo no reduce el consumo de combustible, sino que hace que aumente hasta en un 10%.

Acortar la vida del motor

Si la reprogramación no se ajusta las capacidades del motor, la vida del motor se verá mermada. Sobre todo, si lo que se está buscando es tener una conducción más agresiva.

Por lo general, se producen roturas y desgastes en el embrague o los cilindros. También se suelen producir daños en otros componentes del coche, como los neumáticos. O podría producir un colapso en la mecánica del motor, puesto que el sistema no es capaz de soportar la nueva potencia del motor.

Comunicar el cambio en la ITV

Es necesario comunicar estos cambios a la ITV para no tener ningún problema o infracción.

¿Cuánto cuesta reprogramar la centralita del coche?

El precio depende del coche y del tipo de actualización que se vaya a realizar. El precio de reprogramar la centralita gira en torno a los 100 y 600 euros, teniendo como media los 200 y 300 euros.

¿Merece la pena la reprogramación de la centralita?

Sí, si vale la pena. Sobre todo, si se realiza de manera adecuada y lo que se quiere es obtener una conducción más suave del coche. Si acudes a un taller experto y no exiges demasiado del motor, no deberías por qué tener ningún problema.

Eso sí, recuerda que tú mismo debes correr los riesgos que implica reprogramar la centralita. Sobre todo, si quieres una conducción más agresiva y demandas mucho de tu vehículo.

La Dirección General de Tráfico ha diseñado un sistema para poder clasificar los coches según sus emisiones contaminantes al ambiente. Este sistema permite distinguir los vehículos a través de una pegatina que indica el nivel de contaminación de este. Esto fue ideado en el Plan Nacional de Calidad el Aire y Protección del Atmósfera de 2013 a 2016.

Estas etiquetas permiten a cada municipio establecer regulaciones que permitan cuidar el medio ambiente. Por lo que, según la etiqueta de tu vehículo, podrías recibir restricciones de circulación o beneficios fiscales.

cuáles son las etiquetas medioambientales DGT

Categorías

Las etiquetas DGT están diseñadas para clasificar a los vehículos según sus emisiones. Las etiquetas pueden cambiar según el nivel de contaminación que tenga nuestro vehículo. En general, existen cuatro categorías dentro de las etiquetas medioambientales de la DGT.

Cabe destacar que los coches más antiguos no tienen derecho a llevar una etiqueta medioambiental por la calidad del aire que emiten. Y pueden sufrir algunas restricciones dependiendo del municipio en que te encuentres.

Estas son las cuatro etiquetas DGT:

Etiqueta azul

También conocida como etiqueta CERO, la llevan aquellos coches que no producen ningún tipo de emisión. En general, la llevan diferentes tipos de coches eléctricos que no necesitan del combustible para su funcionamiento o que prácticamente no lo utilizan, tales como: vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículos eléctricos híbridos enchufable con autonomía mayor a 40 km (PHEV) y vehículos eléctricos de autonomía extendida (REEV), vehículos de pila de combustible de hidrógeno.

Etiqueta verde y azul

También conocida como la etiqueta ECO, se utiliza para aquellos que producen una emisión bastante baja, tales como: híbridos enchufables con autonomía no superior a los 40 km, vehículos que utilizan gas licuado del petróleo (GLP), los que utilizan gas natural (GNL y GNC) o vehículos híbridos no enchufables (HEV).

Etiqueta verde

La etiqueta verde o etiqueta C se utiliza para coches que utilizan combustible, pero que en general no sobrepasan la emisión de gases permitidas. Entran esta categoría todos los turismos de gasolina Euro 4, 5 y 6, y diésel Euro 6.

La etiqueta verde se aplica a turismos y furgonetas ligeras de gasolina que fueron matriculadas desde enero del 2006. En el caso de los coches de diésel, a partir del 2014. Este año también aplica a vehículos de transporte de mercancía o de más de 8 plazas que fueron matriculados en el mismo año.

Etiqueta amarilla

La etiqueta amarilla o la etiqueta B se aplica los coches de gasolina Euro 3 y los de diésel Euro 4 y 5. Es para coches un poco más antiguos y que en general tienen un poco más de emisiones. Se aplica a furgonetas y turismos ligeros de gasolina que fueron matriculados desde comienzo de los 2.000. En el caso del diésel, a partir del comienzo de 2006. Los mayores a 8 plazas o los que transportan mercancía utilizan esta etiqueta si fueron matriculados en el 2005.

¿Son obligatorias?

En general, el uso de las etiquetas no es obligatoria, sino que es de uso voluntario. No obstante, las restricciones o la obligatoriedad de las etiquetas dependen de la regulación de cada municipio. En Madrid, restringieron la circulación según el tipo de etiqueta medioambiental. Este se debe al proyecto llamado Madrid Central que proveyó de beneficios a los vehículos con etiquetas ECO y CERO, permitiéndoles circular de manera libre.

En ese sentido, la DGT no dice que sea de uso obligatorio. Pero sí permite las regulaciones a cada municipio. Por lo que deberías asesorarte con las regulaciones de tu municipio para saber si necesitas utilizarla.

¿Dónde se colocan?

La DGT recomienda pegar la etiqueta en el parabrisas delantero para que sea más visible. Esta debe colocarse por el lado interior del parabrisas. Y si es posible, en el ángulo inferior del mismo para que no tape la visiblidad.

categorías medioambientales DGT

¿Pasa algo si no la tengo?

Nuevamente, todo dependerá del municipio en que te encuentres. La DGT no impone ninguna restricción por no llevarla. Sin embargo, hay municipios donde la circulación podría ser limitada si no llevas esta etiqueta.

En caso de pérdida ¿Dónde puedo comprarla?

Cada vez que un nuevo vehículo es matriculado recibirá esta etiqueta, si entra en alguna de las cuatro categorías, en la Jefatura Provincial y Oficina Local de Tráfico. Esta etiqueta se entregará junto al permiso de circulación y la copia de la tarjeta de la ITV, sin pagar nada adicional.

Si necesitas cambiar la etiqueta porque se te ha extraviado, deteriorado o simplemente has hecho un cambio de parabrisas, puedes solicitarla en la Jefatura u Oficina Provincial de Tráfico. El coste de la etiqueta es de 5 euros. Una vez que pagues el monto, se te entregará la etiqueta.

No obstante, en los últimos años esta etiqueta se ha puesto a la venta en otros lugares, tales como: oficinas de correos de España, Gestores Administrativos y talleres. Solo necesitarás presentar el permiso de circulación del coche y del DNI del solicitante. El precio es el mismo.

¿Las motos también las necesitan?

Sí. Las motos también necesitan llevar las etiquetas medioambientales de la DGT. De hecho, estas etiquetas se aplican tanto a motocicletas como a ciclomotores. Y como en el caso de los coches, las restricciones dependen de cada municipio. Tanto Barcelona como Madrid exigen el uso de estas etiquetas en motos. De lo contrario, su circulación se verá limitada. Barcelona, por su parte, estableció que las motos sin estos distintivos no podrán circular en la Ciudad Condal.

La restricción de Madrid es para casos de alta contaminación. La restricción impide que aquellas motos que sean anteriores a 2003, no podrán entrar en Madrid. Sin embargo, esto no se aplica a las motos con etiquetas tipo B.

Categorías aplicadas a las motos

Las categorías aplicadas a las motos son 4 también:

  • Etiqueta Azul o Cero. Es para las motocicletas eléctricas: BEV, PHEV y REEV.
  • Etiqueta Verde/Azul o Eco. Motos eléctricas con una autonomía inferior a 40 km.
  • Etiqueta Verde o C. Motos que hayan sido homologadas bajos las normativas Euro 3 y Euro 4.
  • Etiqueta Amarilla o B. Motocicletas homologados en la normativa Euro 2.

Los motores de nuestros coches no durarán para siempre, llegará un momento en que se acabará su vida útil. Si bien conducir de manera adecuada y realizar los respectivos mantenimientos ayudarán a preservar el motor durante más tiempo, eso no significa que no llegará el momento en el que su avería será demasiado grave.

En tales casos, tenemos la posibilidad de optar por un motor nuevo de fábrica o por un motor reconstruido. Los motores reconstruidos pueden llegar a ser una buena alternativa. Pero debes tener en cuenta algunas cosas antes de elegir esta opción.

¿Qué es un motor reconstruido?

Los motores reconstruidos son aquellos que han sido desmontados y desarmados por un especialista para revisarlos en detalle y así sustituir las partes o los componentes que se encuentran defectuosos.

diferencias entre un motor prefabricado y reconstruido

Posteriormente, se vuelve a armar, con medidas y especificaciones prescritas por el técnico especializado, utilizando elementos y un equipo de alta calidad.

La particularidad de un motor reconstruido es que funciona con menos gasolina que un motor usado y emite menor contaminación.

¿Cuál es la diferencia entre un motor reconstruido y uno refabricado?

Ambos tipos de motores son similares en el sentido de que varias de sus piezas han sido sustituidas o reparadas. Sin embargo, los motores reconstruidos se diferencian de los otros por el estado inicial del motor y el momento de la reparación.

  • Los motores reconstruidos completos suelen ser motores que ya han sido utilizados por algún coche. Después de utilizar un motor por cierto tiempo, es normal que varios de sus componentes comiencen a desgastarse o que otros se dañen por completo. Sin embargo, esto no significa que quedan completamente inutilizados, ya que pueden reconstruirse y funcionar tan bien como antes. Por eso, los motores reconstruidos son completamente desarmados para reparar o sustituir componentes internos con partes nuevas con la finalidad de poder ser utilizados nuevamente.
  • Este tipo de motores están retirados de la circulación por causa de algún defecto. Nunca han sido utilizados, sino que normalmente vienen con defectos de fábrica. Por lo cual, todas sus partes y componentes están completamente nuevos. Este motor se devuelve a la fábrica para ser reconstruido y calibrado. Normalmente, son los cilindros los que se reconstruyen.

De esta manera, las diferencias esenciales entre un motor reconstruido y refabricado son las siguientes:

  • El reconstruido ya ha sido utilizado por un coche y se ha desgastado por el uso. El refabricado nunca ha sido utilizado y suele tener defectos de fábrica.
  • Los reconstruidos son motores que se han dañado por el desgaste excesivo y por un mal uso. Mientras que los refabricados tienen defectos provenientes de fábrica.
  • El motor refabricado es devuelto a fábrica, una vez que se detecta su defecto, y es allí donde se encargan de repararlo. Un motor reconstruido suele ser tratado por un taller especializado en reconstrucción de motores.

Señales de que tu motor necesita una reconstrucción

Es normal que, después de sobrepasar cierto kilometraje, los componentes de nuestro motor se vayan desgastando y  necesiten una reparación. Sin embargo, hay algunas averías que pueden ser muy perjudiciales. En casos como estos, la mejor opción sería optar por reconstruir el motor completo.

¿Cómo se reconstruye un motor?

Reconstruir un motor no es una tarea fácil. Conlleva un conocimiento especializado, un kit de herramientas completas para mecánicos y un conjunto de herramientas especializados. Podríamos dividir este proceso de la siguiente manera:

ventajas de un motor reconstruido

¿Por qué reconstruidos? Ventajas e inconvenientes

Como todo en la vida, los motores reconstruidos tienen tanto sus ventajas como sus desventajas.

Ventajas

  • No cualquiera reconstruye un motor. Los profesionales certificados para realizar este trabajo son personas bastante capacitadas. Además, sus trabajos suelen pasar por los controles necesarios. Por lo que no debes preocuparte por la calidad del trabajo de reconstrucción.
  • Los componentes reconstruidos tienen la ventaja de que se utilizan componentes de mayor calidad que los de fábrica. Eso significa que este tipo de motores tienen mejores componentes que un motor de fábrica, en la mayoría de los casos.
  • Algunos motores tienen problemas de fábrica. Los motores reconstruidos corrigen cualquiera de esos problemas, lo que los convierte en motores de mayor calidad.
  • Estos motores son seguros y suelen contar con una garantía en caso de algún daño o avería.
  • Los motores reconstruidos cuentan con los mejores precios del mercado. Como es evidente, un motor reconstruido es más económico que un motor original de fábrica.

Inconvenientes

Si el motor es el equivalente al corazón de nuestro coche, la centralita o ECU equivale al cerebro.Este dispositivo es el que se encarga de que todo funcione adecuadamente. Este dispositivo recibe y envía señales al motor. De esta manera, puede monitorizar y controlar su funcionamiento.

Te contamos cuáles son sus partes, averías, cuáles son las diferentes formas para reprogramarla, entre otras cosas.

Qué es la centralita del coche y qué controla

La centralita del coche o ECU (Engine Control Unit en inglés) es el ordenador o cerebro del vehículo encargado de reunir toda la información del motor para que el coche funcione correctamente.

A través de la ECU, se contrala el sistema de combustión, las bujías, el de cierre y apertura de las puertas, la regulación del aire acondicionado, la presión del turbo, la válvula EGR, etc.

El lugar donde se encuentra la centralita en el coche varía según el modelo y fabricante del vehículo. Algunos la colocan dentro del habitáculo, y otros en el vano del motor.

Hoy en día los coches pueden contar con varios ordenadores que controlan diferentes partes del vehículo. Pero estrictamente hablando, se considera la ECU como aquella que controla el motor del coche. Los ordenadores adicionales sirven de apoyo a la ECU principal, puesto que le disminuyen la carga de trabajo. La cantidad de ordenadores y su tarea particular puede variar según el modelo.

partes de la centralita del coche

Cómo funciona la centralita del coche

La tarea principal de la centralita es sincronizar todos los componentes del motor. De esta manera, se puede optimizar completamente el funcionamiento del motor, aumentando su eficiencia.

Algunas de las tareas que realiza la centralita son:

  • Llevar un registro de todo lo que sucede en el motor.
  • Mejorar el rendimiento del coche.
  • Controlar la temperatura del combustible, refrigerante y aire.
  • Ayudar a regular los niveles de emisión de gases.
  • Controlar las revoluciones y el régimen de ralentí.

Todas estas tareas las realiza la ECU a través de un microprocesador configurado según las características del modelo del coche. Este microprocesador recibe y envía información a través de señales eléctricas. Estas señales eléctricas son procesadas a través de cálculos matemáticos y ésta es capaz de controlar y diagnosticar el motor.

En resumen, así funciona el ordenador de un vehículo:

  • Recibe datos de sensores y detectores. El motor del coche cuenta con diferentes sensores y detectores. Estos sensores y detectores están conectados a través de un cableado hacia la ECU. El sensor MAP, por ejemplo, mide la cantidad de aire que entra al motor. El ordenador recibe esta información a través de señales eléctricas. También, recibe información de otros componentes: la posición del cigüeñal y el árbol de levas, de los sensores de temperatura, y otros más.
  • Realiza cálculos exactos. La ECU está diseñada para realizar cálculos exactos, basados en la tensión eléctrica que recibe. Por ejemplo, recibe información de los sensores de temperatura. Dependiendo de la tensión eléctrica, el ordenador determina la temperatura actual del motor y decide si activar el líquido refrigerante o no. O si alguna pieza se encuentra averiada, la centralita puede decidir apagar el motor del coche para evitar que se agrave la avería.
  • Envía señales a diversos dispositivos. Después de realizar los cálculos, la centralita envía señales para que los componentes tomen acción. Por ejemplo, la cantidad de combustible a inyectar basada en la cantidad de aire que recibe, activar el líquido de freno en caso de que el motor suba de temperatura, accionar la ESP o la válvula EGR en función de la cantidad de gases emitidos, etc.
  • Almacena información. En caso de que la centralita detecte algún fallo, éste quedará registrado en la memoria. Esto permite que, en el momento de la revisión en el taller, la diagnosis pueda leer estos datos y conocer mejor el estado del motor y dónde se encuentran los fallos.

Partes de la centralita del coche

La centralita del coche consiste de muchas partes, como, por ejemplo:

Unidad central de procesamiento (CPU)

Esta parte es la encargada de procesar la información que recibe para controlar el motor, los sistemas de frenado electrónico,los sistemas de control de tracción, las transmisiones automáticas y todo lo que maneja la ECU.

Memorias de almacenamiento

Una ECU tiene tres tipos de memorias:

  • Solo lectura (ROM). Ésta se encarga de recopilar la información básica del coche.
  • Programable (Flash). La información que contiene esta memoria puede cambiarse en caso de necesitar reprogramar la centralita, y, también, en algunos casos, cuando presenta una avería puede clonarse a otro dispositivo.
  • Acceso aleatorio (RAM). Aquí se guardan los datos temporales, de acuerdo con las exigencias que el conductor realiza con el coche. La información en esta memoria puede ser escrita y reescrita varias veces.
como funciona la centralita del coche

Fuente de alimentación

Su función principal es proporcionar energía a la ECU y regular su corriente eléctrica.

Interfaz de entrada

Recoge las diferentes señales de los todos los sensores y las convierte en información digital que pueda ser procesada por la unidad central de procesamiento de la ECU.

Interfaz de salida

Es lo contrario a la anterior. Convierte las señales digitales en señales eléctricas. De esta manera, los sensores y detectores pueden comprender los requerimientos de la centralita.

Otras partes electrónicas

  • Relojes. Regulan y sincronizan las instrucciones dadas al procesador con el resto de las partes de la centralita.
  • Drivers. Controlan las bobinas de encendido que hay sobre las bujías y otros componentes.
  • Condensadores. Ayudan a mantener el voltaje estable dentro de la ECU y de los sensores con lo que ésta se comunica para el correcto funcionamiento de los mismos.
  • Diodos. Se encargan de que la corriente fluya en un solo sentido para proteger la centralita.

Averías de la centralita del motor

Las averías más comunes que pueden presentarse en la centralita son las siguientes:

Humedad en su interior

Cuando ocurre un daño por humedad en la centralita y se daña la fuente de alimentación, esta avería no se puede reparar, por lo cual se debe sustituir por otra centralita para clonar la información de la ECU averiada.  La humedad en el interior puede dañar la fuente de alimentación y producir corrosión en los puntos de soldadura.

Subida o bajada de tensión

Cuando ocurren subidas o bajadas de tensión muy abruptas, los componentes de la ECU que se ven más afectados son los capacitores o condensadores y el diodo.También, puede quemarse una pista y dañarse un transistor.

Reprogramación de la ECU

La reprogramación de la centralita se realiza con la finalidad de que el motor del coche ofrezca diferentes cifras de potencia, consumo y par motor. Este procedimiento debe hacerse en un taller especializado, puesto que deben tenerse en cuenta las características del vehículo para que la ECU no presente fallos y se active correctamente.

Los diferentes tipos de reprogramación de la ECU son los siguientes:

Chipear el motor

Consiste en cambiar la programación de las memorias de la ECU del motor de tu coche por otra diferente.

Centralita de potencia

Esta reprogramación consiste en instalar una segunda ECU entre la primera centralita y el motor. De esta manera, el motor recibe órdenes en donde se le demanda más rendimiento.

Reprogramación de la centralita

Reprogramar la centralita significa que se borrará la programación original de la ECU para programarla con una nueva que tenga más potencia que la anterior.

La reprogramación puede hacerse de dos formas:

  • A través de un ordenador, donde puede visualizarse el estado del coche y hacer una reprogramación personalizada. Reprogramar de esta manera es lo más seguro y ofrece un mejor rendimiento para el vehículo. 
  • Además, puede hacerse a través de un dispositivo PPC que se conecta a la toma OBD, que copia la información almacenada en la ECU del coche para realizar una copia de seguridad. Esta reprogramación ayuda a obtener más potencia en el motor.

¿Cómo puedes conectarte a la ECU?

Sólo se necesita una máquina de diagnóstico OBD o un escáner para poder observar la información que la memoria ha almacenado, como pueden ser los fallos registrados y el estado de cada componente del coche.

El motor de cualquier coche está compuesto por una serie de piezas que permiten realizar el proceso de combustión adecuadamente y transmitir esa fuerza a las demás partes del vehículo. De esta manera, el vehículo es capaz de moverse.

Entre las piezas más importantes, podríamos destacar a los pistones. Los pistones son los encargados de generar la comprensión en la cámara de combustión y transmiten la fuerza de la combustión a otras piezas del motor. Así que es una pieza esencial para el funcionamiento del motor.

¿Qué es un pistón?

También conocido como émbolo, el pistón es una parte fundamental del funcionamiento del motor. Su tarea principal es comprimir la mezcla de aire y combustible en el cilindro para transmitir la fuerza provocada hacia el cigüeñal.

Esta pieza suele estar fabricada en hierro fundido, hierro forjado o diversas aleaciones de aluminio o níquel. Tiene una forma de cono. Su parte superior es cerrada, mientras que su parte inferior es hueca. Y en la parte intermedia tiene algunos orificios con los cuales se sujeta a la biela. Los motores suelen tener varios pistones, un pistón por cada cilindro. Los motores suelen tener 4, 6, 12 y hasta 16 cilindros.

El propósito de los pistones es presionar, comprimir la mezcla de aire combustible dentro del cilindro. Lo que, a su vez, produce el movimiento del coche.

partes de un pistón

¿Cómo funciona el pistón?

El funcionamiento sería de la siguiente manera. Una vez que se ha encendido el coche, la batería envía una señal eléctrica hacia el cigüeñal para que éste comience a girar. El giro del cigüeñal hace que los pistones comiencen a subir y bajar. En este movimiento de subida y bajada, los pistones entran y salen de la cámara de combustión, que se encuentra en el interior del bloque motor. Los pistones entran a través de los cilindros hacia la cámara de combustión y comprimen la mezcla de aire y combustible. Cada vez que esto sucede, la bujía produce una chispa que causa la explosión de la mezcla.

La explosión empuja el pistón hacia afuera en dirección al cigüeñal. Luego, el pistón transmite esta fuerza al cigüeñal a través de la biela. Y, así, se genera la fuerza que mueve el coche.

Éste es un proceso que se repite una y otra vez durante el funcionamiento del motor. Cuanto mayores sean los RPMs, mayor será el movimiento del cigüeñal y los pistones, y por tanto, la velocidad que puede alcanzar el coche.

A través de este proceso, también se expulsan los gases de escape mediante la salida. Los pistones cuentan con anillos de compresión en la cabeza que no permiten que los gases salgan por el espacio que existe entre el pistón y las paredes del cilindro.

Características de los pistones

Los pistones deben tener ciertas características para cumplir su propósito y soportar las grandes presiones provocadas por la explosión de la mezcla. Por eso, suelen estar fabricados de materiales bastante resistentes, como, por ejemplo, aleación y aluminio. Los materiales suelen ser: hierro, cobre, níquel y silicio. Estos materiales tienen una buena resistencia a los desgastes y a la corrosión, además de conducir muy bien el calor.

La cabeza del pistón es la que recibe la mayor cantidad de fuerza. Por eso, su estructura suele ser robusta para poder soportarla. No obstante, los pistones también deben ser ligeros para facilitar su rápido movimiento. Y cada uno de ellos debe tener exactamente el mismo peso para no producir ningún desequilibrio.

El pistón también debe tener una forma tronco-cónica que le permita moverse a través del cilindro y cumplir su función. Las cabezas de los pistones suelen tener diferentes diseños. Pueden ser planas, cóncavas y convexas.

Partes de un pistón

Los pistones están compuestos por varias piezas, tales como:

  • Cabeza del pistón. Es la parte superior del pistón y la encargada de comprimir la mezcla de aire y combustible. Está especialmente fabricada para resistir las altas temperaturas y la presión provocada por la explosión de la mezcla. Puede tener diferentes formas, según el tipo de combustión que se desea.
  • Zona de landas. Esta es la parte vertical del pistón. En esta parte, se encuentran las ranuras de compresión y se encuentran los anillos que hermetizan la combustión.
  • Ranura de compresión. Las ranuras de compresión son los lugares donde van insertados los aros del pistón. Su función es mantener la compresión de la combustión. El pistón suele tener dos de estas ranuras.
  • Ranuras de control de aceite. Cada pistón también incluye dos de estas ranuras. En éstas es donde se introduce el aro rascador de aceite. Estas ranuras cuentan con unos agujeros verticales que le permiten drenar el aceite y controlar la dilatación.
  • Segmento del pistón. Son los anillos que se encuentran en el émbolo del pistón y se sujetan a las ranuras del pistón.
  • Barreno. Es el nombre que se le da al orificio que atraviesa el pistón, y es el lugar donde se encuentra el perno que sujeta el pistón a la biela.
  • Placa inbar. No es más que un cilindro que va alrededor del barreno y en el parte interior del pistón. Su función antidilatante impide que alguna pieza se deforme por el calor.
  • Faldón. Este es el nombre con el que se conoce la parte inferior del pistón. Tiene una doble función: proteger el perno y el pie de la biela, así como servir de guía para el funcionamiento del pistón.
tipos de pistones

Tipos de pistones

Existen diferentes tipos de pistones. Estos pueden ser clasificados de diferentes maneras:

  • Según el tipo de cabeza del pistón. Pueden encontrarse pistones con diferentes cabezas: planas, cóncavas y convexas. Cada una tiene una función específica.
  • Según la lubricación del perno. Existen diferentes tipos de lubricación para el perno. Algunos utilizan venas de lubricación, otros los barrenos en el mamelón, y otros utilizan los dos.
  • Según el faldón. El faldón puede tener tres diseños: oval, barril o cónico.
  • Según el retorno de aceite. El retorno del aceite puede ser con ventanas de función, con cortes de sierra en la ranura de lubricación o simplemente con barrenos.
  • Según el tipo combustible que utiliza. Los motores diésel utilizan pistones diferentes a los de los motores de gasolina. Así que, aquí, hay otra forma de clasificarlos.

Pero, también, podrían clasificarse en base a su relación con el árbol de levas. En ese sentido, existen cuatro tipos de pistones:

Pistón monometálico de falda completa

Estos son los pistones más antiguos y con el mecanismo más sencillo. Utilizan acoplamientos y ovalizaciones de compensación que actúan frente a la dilatación del faldón provocada por las altas temperaturas.

Pistón de dilatación térmica controlada

Incorpora placas de acero que le ofrecen altas prestaciones de dilatación térmica.

Pistón para motores de encendido por chispa

Son el tipo de pistones que se utilizan en motores de 4 y 2 tiempos. La cabeza de este tipo de pistones puede ser plana, convexa o cóncava. Y suelen tener un diámetro de entre 58 y 110 mm.

Pistón Autothermik

Este tipo de pistón tiene varias diferencias con los anteriores. La primera es que lleva un corte justo en el punto donde se encuentra el anillo de aceite. El propósito de este corte es disminuir la temperatura del faldón. También, integra un tipo diferente de placas.

¿Qué son los anillos de pistón?

Los anillos de pistón son piezas circulares que se encuentran en el émbolo del pistón. Estos suelen estar fabricados con una aleación de hierro dúctil de cromo y molibdeno. En esencia, el propósito de los anillos de pistón es evitar las fugas de los cilindros y controlar el flujo de aceite. En resumen, sus funciones son tres:

  • Controlar la cantidad de lubricante que fluye. Los anillos mantienen lubricado el punto de contacto entre las paredes de los cilindros y los pistones. De esta manera, se evitan los desgastes producidos por los residuos.
  • Mantener la distancia que existe entre el pistón y el cilindro. Los anillos también tienen una función aislante entre el pistón y los cilindros. De tal manera que las fuertes tensiones que mueven constantemente el pistón no produzcan daños en su respectivo cilindro.
  • Sellar el cilindro. Los anillos mantienen la presión de la cámara de combustión, ya que evita que éstos se escapen por el espacio que existiría normalmente entre el pistón y el cilindro.

Los pistones juegan un papel fundamental en el funcionamiento del motor.

Nuestro coche integra diversos sensores en su interior que proveen de información relevante a la centralita con el fin de que el coche funcione adecuadamente. El sensor IAT es uno de esos sensores que provee de información relevante a la centralita para saber cuánto combustible debe inyectar.

¿Qué es el sensor IAT?

El sensor IAT (Intake Air Temperatura) o el sensor de temperatura de aire de entrada es el dispositivo encargado de medir la temperatura del aire que entra al colector de admisión.

El propósito de medir la temperatura es determinar la masa de aire que es aspirada hacia el motor. La densidad del aire es inversamente proporcional a su temperatura. El sensor IAT y la centralita trabajan juntos para determinar la cantidad de aire que entra al colector de admisión.

como funciona el sensor IAT

Por eso, el sensor IAT es considerado como un termistor. Un termistor es un dispositivo capaz de enviar señales basadas en su temperatura. Cuanto mayor sea la temperatura, menor será su resistencia; y lo contrario también es cierto, cuanto menor sea la temperatura, mayor será su resistencia.

¿Para qué sirve este sensor?

La función principal del sensor es determinar la temperatura del aire de admisión en cualquiera de los estados del coche. Tanto al arrancar en frío como durante el proceso en que el motor calienta el aire que entra.

El sensor IAT envía estas señales a la centralita. A través de cálculos matemáticos, ésta determina la masa de aire que entra al colector y, así, es capaz de controlar el tiempo de inyección. De esta manera, es capaz de regular la cantidad de combustible que va a inyectar para realizar una mezcla eficiente. Con esta información, la ECU también es capaz de corregir la duración del pulso de los inyectores y el punto estequiométrico de la mezcla.

¿Dónde se ubica?

El sensor debe ubicarse en un lugar del motor donde pueda medir la temperatura del aire. Suele encontrarse en dos partes. En aquellos coches que cuentan con un sensor MAP, se encuentra en el colector de admisión.

En aquellos coches con sensores MAF, el sensor IAT prácticamente forma parte de estos sensores, incluso comparten el mismo cable a tierra.

Pero hay algunos modelos donde el sensor suele encontrarse en el múltiple de admisión, el cascarón del acelerador o en el conjunto que sigue al filtro de aire.

Funcionamiento del sensor IAT

El sensor IAT funciona de manera similar a los otros sensores: enviando señales eléctricas a la centralita del coche. En este caso, la información que recibe el ECU depende de la tensión enviada por el tensor. A medida que las temperaturas del aire de admisión aumenten, la tensión eléctrica irá disminuyendo cada vez más.

El sensor IAT va conectado a una resistencia con un valor estándar que suele ser de 5V. La centralita mide la variación en el voltaje en función de ese valor estándar. Y de esa manera, se puede determinar la subida o la bajada de las temperaturas. Cuando el aire que entra está frío, la resistencia subirá a su máximo voltaje. Cuando está caliente, éste disminuirá a su mínimo. Y de esta manera, el ECU es capaz de determinar la cantidad de combustible que debe inyectar.

¿Cómo probar el sensor IAT?

Probar el estado del sensor IAT no es muy complicado. Al realizar esta revisión, debes probar dos cosas: la alimentación de voltaje y la temperatura del sensor.

Para comprobar la alimentación eléctrica, debes:

  • Utilizar un multímetro y conectarlo en corriente directa con voltios.
  • Conectar el cable negro con el cable de tierra. Y el probador rojo, conectarlo al cable de alimentación rojo. Recuerda que debes sacar el sensor de su conector eléctrico para realizar esto.
  • Pasar la llave del coche a ON, pero no encender el motor. La idea es que el multímetro tenga un voltaje que oscile entro los 4,5 y 5V.

Después de comprobar el voltaje, debes medir su resistencia a la temperatura. Para esta segunda prueba, necesitarás un scanner con la función Live Data.

  • El motor debe estar completamente frío para que la prueba funcione.
  • Conecta el scanner al vehículo y utiliza la función Live Data. Busca la opción que diga IAT y te marcará la temperatura en ºF.
  • La lectura del scanner debería indicarte un valor de 10º. La temperatura puede aumentar a 40 ó 60º, cuando la temperatura exterior es de 50º F.
  • Si la lectura es menor a 40º o mayor a 284º en una temperatura ambiente de 50º, es porque algo está mal.

Se recomienda realizar esta revisión cada 45.000 km.

¿Cómo limpiar el sensor IAT?

Una recomendación antes de limpiar el IAT es hacerlo con mucho cuidado. Estos sensores suelen ser muy delicados y fácilmente podrían romperse o averiarse. Si no te crees capaz, te recomendamos buscar un profesional en reparaciones de automóvil en tu región que te ayude a realizar este mantenimiento.

Pero si te consideras capaz de realizarlo por tu cuenta, sigue los siguientes pasos:

  • Utiliza un destornillador plano y delgado para sacar el sensor IAT.
  • El conector estará protegido por un seguro de alambre. Retíralo para que el sensor IAT pueda salir de manera adecuada.
  • Utiliza algún producto  que no sea agresivo para limpiar el sensor, como un ContactCleaner.
averías en el sensor IAT

Posibles averías en el sensor IAT

Los fallos producidos por un sensor IAT averiado son muy particulares, por lo que son fáciles de detectar:

  • Alto consumo de combustible.
  • Las emisiones de gases aumentan repentinamente.
  • Dificultad para arrancar en frío.
  • Aceleración elevada o que se marque como elevada.
  • La centralita es incapaz de controlar el tiempo de encendido, por lo menos de manera adecuada.

Los tres fallos más comunes del sensor IAT son los siguientes:

Cables en cortocircuito

Se suele causar un cortocircuito porque los cables se han comenzado a romper. Esto hace que los cables de cobre estén muy expuestos y que comiencen a unirse unos con otros, lo que provoca el cortocircuito.

La solución a esta avería es cambiar los cables del sensor IAT o comprar un sensor IAT completamente nuevo y cambiar todos sus componentes.

El conector se ha  averiado

El conector del sensor IAT también suele averiarse,  produciéndose un cortocircuito fruto de la unión de los terminales internos.

Hay dos formas de solucionar esta avería. Debes asegurarte de que los terminales dentro del conector y su goma aislante no estén partidos. Si ésta última se ha partido y el cobre está expuesto, debes cambiarla.

Daño total del sensor IAT

Pero quizá el fallo más común del sensor IAT sea su daño total. Esto puede ser provocado por un defecto de fábrica o por el uso del coche. Esto se puede verificar escaneando el motor. Los códigos de fallo semejantes a P0112, indican que el fallo se encuentra en el sensor IAT. La solución es cambiar totalmente el sensor IAT.

El motor cuenta con varios mecanismos que aseguran un funcionamiento adecuado y seguro. El bulón del motor es una pieza que cumple precisamente con este propósito. Es capaz de soportar gran fuerza y altas temperaturas. Por lo que se utiliza para que la biela y el pistón funcionen de manera segura, sin ningún tipo de daño al recibir la potencia de la combustión.

¿Qué es el bulón del motor?

También conocido como eje de pistón, el bulón es una pieza que se encuentra en el motor del coche. Como componente del motor, su principal función es sujetar el pistón y la biela de una forma individual y segura.

¿Qué forma tiene esta pieza?

Casi todos los bulones están fabricados en aceros de aleaciones especiales de alta resistencia. Son cilindros huecos en su interior. En su parte externa, están bien pulidas y tienen una alta dureza para ser capaces de resistir el movimiento en eje que hace el pistón por las grandes revoluciones.

El bulón del motor debe estar formada de acero de alta resistencia, puesto que es el elemento que más fuerza tiene que soportar dentro del motor. El bulón no solamente debe ser capaz de soportar bastante fuera, sino también la carga térmica de calor que se produce por su roce con la biela y los tetones del émbolo.

funciones del bulon del motor

¿Cuál es la función del bulón?

Además de conectar la biela y el pistón, su misión principal es transmitir la fuerza del pistón a la biela. Además, también sirve como un tipo de cojín que permite que la biela gire mientras que el pistón sigue en movimiento.

Tipos de bulones

Actualmente, existen tres tipos de bulones. Cada tipo de bulón cuenta con su beneficio particular.

Bulón fijo a la biela

Este tipo de bulón normalmente se encuentra fijo al pie de la biela por presión. Se usa principalmente en motores con grandes cilindros. Anteriormente, se usaban exclusivamente para motores de un solo cilindro, pero a medida que se hizo popular comenzó a integrarse en diversos tipos de motores.

La particularidad de este tipo de bulón es que debe encontrarse en la posición central. Por lo que su montaje debe ser bastante preciso para que funcione adecuadamente. Para ello, se requiere aumentar la temperatura del motor sumergiéndolo en aceite o agua muy caliente. Cuando este se dilata, se puede ajustar de manera adecuada.

Su principal ventaja es que no produce tanto ruido durante su funcionamiento. Pero su proceso de montaje es bastante complicado, ya que requiere calentar el pie de la biela para ajustarlo. Un bulón mal ajustado es el causante de golpeteos en seco y problemas en el ralentí.

El bulón fijo puede fijarse en el pie de la biela gira en los tetones del émbolo. Pero también puede fijarse en los tetones del émbolo girar en el pie de la biela, o girar en ambos.

tipos de bulón de motor

Bulón flotante

Se le llama bulón flotante porque el bulón gira en los soportes del pistón y la biela. Este tipo de bulón no tiene ningún tipo de interferencia y su flotador flota está entre las dos superficies. Se apoya en rodamientos de agujas que se encuentran en el interior del pistón y se sujeta a ambos extremos con juntas elásticas. Esto hace que la velocidad de fricción que ocurre entre las piezas disminuya hasta en un 50%.

Estos bulones son asegurados con anillos de seguridad para evitar que el pasador se desplace y tenga contacto con las paredes del cilindro.

Bulón semiflotante

Las bielas de pie abierto suelen utilizar este tipo de bulones.

En el mundo automotriz existen muchos accesorios o piezas adicionales que podemos agregar a nuestro coche para mejorar su funcionamiento y su aspecto. La barra de torretas es uno de esos accesorios que pueden mejorar la apariencia de nuestro coche y tiene algunas ventajas sobre el chasis y nuestro control del coche.

No obstante, antes de instalar este accesorio a tu vehículo, te recomendamos que tengas en cuenta algunas consideraciones que te presentaremos en este post.

que es la barra de torretas

¿Qué es la barra de torretas?

También conocida como barra antitorsión, es una barra que se ajusta a las torretas de la suspensión y proporciona una mayor rigidez al chasis. Esta barra forma un punto de unificación que reduce la flexión del chasis y le sirve de apoyo a las suspensiones.

¿Para qué sirve una barra de torretas?

Su función principal es reducir la torsión del chasis, evitando que se deforme cuando recibe altas presiones de carga. Por lo cual, permite conducir a una mayor velocidad con mejor control durante las curvas. Esto no solo le provee de mayor estabilidad, sino también de un mejor control del coche (especialmente en curvas) y nos permite preservar la vida útil del chasis por más tiempo.

Además, gracias a que une las dos suspensiones, es capaz de mantener la geometría de la suspensión durante el recorrido. Lo que se traduce en lo que ya hemos mencionado anteriormente, en que el chasis no se deforme.

¿Cómo funciona una barra de torretas?

El propósito principal de una barra de torretas es distribuir la carga entre las dos suspensiones. Cuando el coche recibe la presión de una carga, la chapa y el chasis tienen la tendencia de flexionarse en la dirección en que es ejercida la carga. El resultado es que el control, la capacidad de giro y la potencia del vehículo se reducen de manera considerable.

La barra de torretas lo que hace es distribuir esta carga entre las dos suspensiones para proveer mayor control y potencia cuando el coche está bajo mucha presión de carga, especialmente durante las curvas.

Tipos de barras de torretas

Existen dos tipos de barra de torretas: las fijas o las regulables.

  • Barra de torretas fijas. También conocida como rígidas, este tipo de barra mantiene una rigidez estándar.
  • Barra de torretas regulables. Este tipo de barras incluyen una tuerca que permite regular la rigidez. Esta rigidez se regula según la conducción y la suspensión del coche.
ventajas de la barra de torretas

Ventajas

Utilizar una barra de torretas tiene muchísimas ventajas.

  • Chasis con menos deformaciones. La barra de torretas ayuda a que el chasis se deforme menos cuando se ejerce presión sobre ellas. Si además utilizas unas suspensiones más duras, notarás rápidamente los cambios.
  • El chasis está menos propenso a roturas. Al aumentar la rigidez de la suspensión, se aumenta también la resistencia del chasis y es menos propenso a roturas.
  • Mejor comportamiento del coche. Te provee mayor control del control coche en curvas, mayor velocidad y potencia de frenado.
  • Mayor estabilidad. Se reduce el movimiento del coche al entrar en una curva y el coche se mantiene con mayor estabilidad.
  • Algunos modelos tienen mecanismos para no dañar las torretas. En los modelos más caros y de alta calidad, la barra está diseñada para romperse en caso de un fuerte golpe sin afectar la torreta del otro lado.

Desventajas

Antes de instalar una barra de torretas, también debes tener en cuenta que estas también tienen algunas desventajas, tales como:

  • Puede ser perjudicial para otros componentes del coche. Si tu vehículo recibe un golpe muy fuerte de alguno de los lados, no solo se puede mover el amortiguador, la torreta que recibió el golpe también desplazará la otra, ya que están unidas por la barra. Por supuesto, esto es en caso de que el golpe o la presión sean demasiado grandes.
  • No pasa la prueba de la ITV. En España las barras de torretas no pasan la prueba de la ITV a menos que cuentas con un proyecto o certificado de montaje de parte del concesionario para poder instalárselo al coche. También cabe destacar que algunos coches ya lo traen de fábrica, así que en tales casos no hay problema. La ITV considera esta como una reforma de importancia. Si bien es una pieza que puedes instalar fácilmente por ti mismo (en la mayoría de los casos), debes tener en consideración los aspectos legales antes de hacerlo.  

Los gatos hidráulicos son herramienta que se utilizan para levantar grandes cargas de una forma sencilla. Se suele utilizar para realizar algún tipo de reparación en nuestro coche, como la sustitución de un neumático. Gracias a las leyes de la física, los gatos hidráulicos son capaces de levantar grandes cantidades de peso, sin que nosotros tengamos que hacer ningún esfuerzo. Con un simple movimiento de palanca, el gato nos permite levantar nuestro coche de manera sencilla para realizar mantenimientos.

consejos de seguridad para gatos hidráulicos

Cómo coloco el gato hidráulico para levantar el coche

Estas son las consideraciones que debes tener en cuenta al utilizar el gato hidráulico para levantar el coche:

Encuentra una superficie plana y nivelada

Es importante que la superficie donde utilizas el gato hidráulico para levantar el coche sea plana. Esto le dará mayor soporte y estabilidad. Así evitarás que el coche se mueve o se desplace.

Por lo general, no es recomendable realizar esta operación en una pendiente o un lugar inclinado. Sin embargo, si no hay otra opción, se puede colocar cerca de una curva y girar las llantas hacia adentro para evitar el movimiento. Por lo demás, es mejor siempre optar por hacerlo en una superficie plana.  

Compara el peso del gato con el del vehículo

Los gatos hidráulicos son capaces de levantar diferentes tipos de pesos. Algunos son capaces de levantar 5.000 kg mientras que otros hasta 30.000 kg. Asegúrate de que el gato que estás utilizando es capaz de levantar el peso de tu coche.

Asegúrate de que echas el freno en el coche

Para evitar el movimiento del coche, no olvides colocar el freno de mano. De esta manera, evitarás el desplazamiento que podría provocar algún accidente.

Busca un punto de anclaje

Ten cuidado de donde colocas el gato hidráulico. Asegúrate de colocarlo en los puntos de anclaje de cada rueda. Estos se encuentran debajo de los paneles oscilantes del coche, justo detrás de las ruedas. 

Levanta el vehículo

Para levantar el gato, simplemente debes hacer un movimiento de palanca. Algunos modelos requieren que gires la palanca para que pueda comenzar a levantar el coche.

Recomendaciones de uso

También debes tener en cuenta algunas recomendaciones de uso para aprovechar al máximo la utilidad del gato hidráulico y para evitar error que podrían perjudicarte a ti o al coche.

  • Practica primero a levantar el gato con carga y sin carga. Lo primero que debes hacer es aprender cómo funciona el gato. No te apresures a utilizarlo para levantar el coche. Comienza levantando el gato sin tener ninguna carga encima. Una vez que sepas cómo funciona, puedes comenzar a utilizarlo en el vehículo.   
  • Asegúrate de la capacidad máxima que aguanta el gato es suficiente para tu vehículo. Los gatos tienen una capacidad máxima de carga. Debes tener en cuenta cuál es el peso de tu coche y cuánto peso puede soportar el gato. De esta manera, evitarás dañar el gato, el coche o a ti mismo.
  • Localiza el punto de elevación. Antes de utilizar el gato, debes asegurarte dónde se encuentra el punto de elevación de tu vehículo. Esto puede variar de modelo en modelo y de fabricante en fabricante. Tenlo en cuenta para evitar dañar algún componente del coche.
  • Cuando quieras bajar el vehículo, primero hazlo apoyándolo sobre borriquetas. Si quieres mantener el coche levantando por un tiempo, lo mejor es apoyar el coche sobre borriquetas. De esa manera, podrás trabajar de una manera más cómoda y segura. Si has levantado mucho el coche, también puedes utilizar las borriquetas como un apoyo para bajar el coche con mayor facilidad.
  • Retira las borriquetas y bájalo por completo. Cuando deseas bajarlo por completo, debes retirar las borriquetas.
recomendaciones de uso para gatos hidráulicos

Consejos de seguridad

Para utilizar el gato de manera segura, debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Mantener todo estable. Ni el coche ni el gato deben moverse. Asegúrate de tener los frenos puestos o de bloquear las ruedas.
  • Lubricar el gato. Tal y como lo indica su fabricante para asegurar su buen funcionamiento.
  • Pararse a un lado para utilizar el gato. Para no ser golpeado por la palanca.
  • No sobrecargar el gato. No colocar un peso mayor al que el gato puede soportar.
  • Usar gatos en buenas condiciones. No uses gatos en malas condiciones, pues podría provocar algún accidente.
  • Colocar el gato de manera adecuada. Si ves que el coche se inclina hacia un lado, es posible que esté puesto de una manera incorrecta. No lo sigas usando, baja el gato, reajústalo y comienza nuevamente.
  • Utilizar un bloque pesado debajo del gato al trabajar en suelo descubierto. De esta manera, no dañarás el suelo en el cual estés trabajando y evitarás su movimiento.
  • Levantar el coche a la altura que es realmente necesaria. No sobreexpongas al coche y al gato a esfuerzos que no son necesarios.
  • Revisar el gato antes de terminar de elevar el coche. Para asegurarte que todo esté en orden.
  • Quita la palanca cuando se termine de levantar el gato. Quita o bloquea la palanca para evitar que el coche se baje mientras que estás trabajando en él.
  • Soportar el peso del coche con borriquetas. Para que el gato no sufra desgastes innecesarios. Usa el gato solamente para levantar el coche. Apóyalo en borriquetas mientras trabajas.
  • No usar cemento o bloques de cemento como apoyo para el gato porque se rompen. Esto puede propiciar una caída brusca que no solo podría perjudicar el gato y el coche, sino también a nosotros mismos.

Nuestros vehículos contienen varios sensores que permiten un correcto funcionamiento de todo el coche. Para que el coche tenga una alta eficiencia de consumo, la mezcla entre combustible y oxígeno debe ser la adecuada. El sensor de MAP es uno de los sensores que permite controlar la cantidad de aire que se dejará entrar para realizar la mezcla con el combustible.

¿Qué es el sensor MAP?

El sensor MAP (“Manifold Absolute Pressure”), o su traducción al español “sensor de Presión Absoluta del Múltiple”, es un sensor que se encarga de controlar la cantidad de aire que puede entrar al motor.

funcionamiento del sensor map

¿Para qué sirve este sensor?

Su función principal es medir el volumen de aire en el colector de admisión para realizar adecuadamente la mezcla entre combustible y oxígeno en la cámara de combustión.  De esta manera, el motor es capaz de realizar adecuadamente el proceso de ignición.

Esto lo hace al medir la presión barométrica que existe en el ambiente. El resultado de esta medición más otras que realiza el ordenador, la indican al sensor cuánta cantidad de aire puede dejar pasar por el motor.

El sensor indica a la centralita del motor la cantidad de aire que debe dejar pasar y así esta centralita calcula cuánto combustible debe inyectar para realizar una mezcla adecuada.

¿Dónde se ubica?

El sensor MAP está conectado al múltiple de admisión del motor a través de una manguera. Se encuentra dentro del compartimiento del motor justo después de la mariposa de admisión. El sensor funciona en sincronía con el sensor de posición del cigüeñal.

Funcionamiento del sensor MAP

El sensor MAP se activa una vez que el aire recorre la mariposa de aceleración. El sensor mide la presión de aire del múltiple de aceleración. Luego manda una señal al ordenador del vehículo. Gracias a esta señal, la ECU es capaz de calcular la cantidad de aire que ha entrado en la admisión. Para esto se vale de una fórmula matemática que establece la relación que existe entre la presión del colector y la velocidad del motor. Al hacer esto, la ECU es capaz de determinar la cantidad de combustible que puede inyectar en la cámara de combustión.

El sensor MAP contiene unos cristales de silicio que son sensibles a la presión de aire. El sensor tiene una toma de aire que está directamente conectada al colector, que es el lugar por donde se toma la presión del vacío. Cuando esta presión de aire ingresa a la cámara interna del sensor, este se dilata físicamente. Esta dilatación es lo que envía una señal eléctrica directamente al ordenador del vehículo.

Esta la forma en que el sensor es capaz de medir el volumen de aire que se encuentra en la admisión del motor y puede determinar la cantidad de combustible que es necesaria inyectar para hacer una mezcla adecuada y eficiente.

También es importante destacar que el sensor MAP trabaja en conjunto con otros sensores, como el IAT, ECT, MAF, TPS y otros más. Todos estos sensores proveen información adecuada al ordenador del vehículo para su buen funcionamiento y rendimiento.

tipos de sensores map

Tipos de sensores:

Existen dos tipos diferentes de sensores MAP: por cambio de frecuencia y por variación de voltaje.

Sensor MAP por cambio de frecuencia

Este tipo de sensor mide la presión absoluta que existe en el motor y la presión barométrica (cuando el coche está apagado). Así determina la cantidad de aire que existe en el colector.

Sensor MAP por variación de voltaje

Este sensor lo hace midiendo el vacío producido por los cilindros del motor. Este vacío a su vez es lo que produce una resistencia en el sensor y a su vez es lo que envía la señal a la centralita.

¿Cuáles son los posibles fallos que pueden darse en el sensor MAP?

Estos son los posibles fallos que podrías encontrar en el sensor MAP:

  • Fugas de vacío. Si el colector de admisión tiene fugas de vacío, el sensor MAP funcionará inadecuadamente y enviará señales que no son correctas.
  • Problemas de instalación o desinstalación. Al instalar o desinstalar esta piza hay que tener mucho cuidado. Al ser una pieza sensible, sus componentes eléctricos podrían dañarse fácilmente.
  • Humedad en el sistema de admisión. Si el aire tiene demasiada humedad, los componentes internos del sensor podrían averiarse.
  • Daños en el cableado que lo conectado a la centralita. Si el cable del sensor que lo conecta con la ECU sufre algún daño o sus conectores no se encuentran en buen estado, el ordenador del vehículo no recibirá adecuadamente la señal. Lo que resultará en una mala medición del aire.

Un coche puede ser capaz de seguir en funcionamiento cuando tiene el sensor MAP averiado. Sin embargo, disminuirá de forma considerable la eficiencia de consumo.