Mecánica del automóvil
Artículo

Amortiguadores de coche, todo lo que debes saber

Por negociov

Publicado en

suspensión coche

En este post conoceremos más sobre el sistema de suspensión en coche. Un conjunto de elementos esenciales, que nos permiten desplazarnos con mejor comodidad. Este sistema está encargado de enlazar los neumáticos al chasis, permitiendo un movimiento flexible entre ambos.

Las piezas que conforman este sistema han ido evolucionando con los años. Por tanto, hoy en día los coches tienen una mejor adaptación a las irregularidades gracias a este sistema. Hay que resaltar que no existe un solo tipo de suspensión. Así que esto y otras cosas más las detallaremos a continuación.

¿Qué es la suspensión del coche?

Se conoce como suspensión en un coche, a un conjunto de elementos que conectan sus ruedas con la carrocería. Esta unión se realiza de forma flexible a través de dos cualidades fundamentales: elasticidad y amortiguación. Ambas cualidades trabajan en evitar que las irregularidades dañen la carrocería o se transmitan incómodamente a todo el coche.

suspensión del coche

De igual forma, evita que el coche se incline de forma excesiva, lateral o frontalmente. Estos aspectos los hace por medio de una serie de mecanismos que absorben directamente las desigualdades del camino. Entre los componentes que se pueden distinguir principalmente de este sistema, tenemos:

  • Elementos de elasticidad: son los que se encargan de mantener unidos las ruedas con la masa suspendida. Aportan la fuerza recuperadora en caso de que las deformaciones produzcan separaciones importantes. Podemos mencionar aquí: ballestas, muelles, barras de torsión, entre otros.
  • Elementos de amortiguación: están encargados de neutralizar las oscilaciones de los elementos flexibles, como producto de las irregularidades. También son conocidos como “disipadores de energía”. Esto lo hacen transformando la energía cinética en energía calórica.
  • Elementos de rigidez: son los que previenen las deformaciones de la carrocería. Además, mantienen armónicos los movimientos a cada lado. Uno de ellos es la barra estabilizadora o las bieletas.

¿Para qué sirve la suspensión del coche?

La suspensión en un coche tiene las siguientes funciones principales:

  1. Mantener siempre en contacto los neumáticos con el suelo. Esto lo hace a través de los elementos elásticos que almacenan y devuelven la energía. Un ejemplo son los muelles, que se estiran y comprimen a través de la ley de acción y reacción. Así, garantizan la unión del neumático con el camino.
  2. Absorber y disipar las irregularidades del terreno, para que impacten lo menos posible sobre la carrocería y los ocupantes. Esto se traduce en comodidad y seguridad. Una de las piezas fundamentales para esta función son los amortiguadores.
  3. Soportar el peso de la masa suspendida, es decir de la carrocería y otros elementos.
  4. Permitir al conductor poder maniobrar el coche de una forma eficiente.  

Tipos de suspensiones en coches

No todas las suspensiones en los coches son iguales. Es más, en un mismo vehículo se pueden encontrar varios tipos combinados, adelante y atrás. En este punto vamos a referir los tipos de suspensiones en función de la tecnología involucrada.

suspensión para coches

Suspensión Rígida

El primer tipo de suspensión de coche, donde las ruedas se conectan entre sí por medio de un eje común. Como tal, es el más básico y su funcionamiento es el más simple de todos. Las ruedas son unidas al chasis (bastidor) por medio de un mismo eje, de carácter rígido.

En este caso, se sujetan los amortiguadores del coche a la barra de sección transversal y la carrocería. Esta se modifica en función de los movimientos que ejerce la suspensión del coche.

Actualmente, es un sistema muy usado en autos todo terreno. Entre sus ventajas más destacadas cuenta que puede ayudar a elevar el coche en terrenos montañosos. Su principal desventaja es la inestabilidad y completa incomodidad.

Suspensión semirrígida

Es un sistema intermedio, con un porcentaje de rigidez, no comparado con el tipo anterior. Esta caracterizado por tener bajo peso y la interacción rueda – suelo se transmita solo parcialmente a la carrocería.

Se compone de dos muelles que se fijan a soportes totalmente articulados. Cuenta adicionalmente con un brazo que reduce las oscilaciones (vibración o inclinación) producto del camino. Se puede decir que es el modelo estándar de muchas versiones básicas de coches.

Suspensión independiente

Es la tecnología de más reciente uso y una de las mejores opciones del mercado. En este sistema, cada neumático está aislada con respecto al movimiento de su par lateral. Se compone de elementos verticales y horizontales y en función de la cantidad, su respuesta a las irregularidades será distinta.

Dentro de este tipo se pueden encontrar los siguientes sistemas:

  • Suspensión neumática.
  • Suspensiones de eje oscilante.
  • Suspensión de tipo McPherson.
  • Con triángulos superpuestos, mayormente enfocada en coches para competición.
  • Suspensión de tipo multibrazo.

Síntomas de que la suspensión del vehículo está en mal estado

Como último punto, al igual que otros componentes, las suspensiones de coches deben tener un adecuado mantenimiento. Estos elementos ofrecen una seguridad activa vehicular. Un coche con un sistema de suspensión en mal estado puede tardar un 30% más en detenerse. Así que, esta cifra puede ser la diferencia entre salvaguardar tu vida o un accidente.

Como consejo general, una revisión de los componentes cada 50 mil km es conveniente. Entre los síntomas que la suspensión puede transmitir de un funcionamiento irregular se encuentran:

  • La suspensión es blanda o dura, con lo cual la altura del vehículo varía. Esto es producto de la degradación o agotamiento de los materiales. Una causa puede ser el largo tiempo que tienen las piezas.
  • Cuando la suspensión se vuelve ruidosa, su causa se debe a alguna pieza rota dentro de los elementos articulantes. Para ello es necesario buscar la procedencia del ruido y sustituir el elemento dañado.
  • Las vibraciones son síntomas que denotan holguras o deformaciones en sus elementos.