Descarbonización
Artículo

Situaciones en las que no te cubre el seguro de tu coche

Por negociov

Publicado en

¿Cuando deja de cubrirte tu seguro de coche?

Cuando compramos un coche, una de las primeras obligaciones que adquirimos es contratar un seguro. No solo cumplimos con la ley de responsabilidad civil sino que también nos aseguramos de que ante cualquier tipo de siniestro, podemos recuperar nuestro vehículo. Pero, debes saber que hay ciertas situaciones en las que no te cubre el seguro de tu coche. Esto es de mucha utilidad para elegir bien la empresa a la que te quieres afiliar.

¿En qué situaciones no te cubre el seguro de tu vehículo?

¿Cuando deja de cubrirte tu seguro de coche?

El error más común de los conductores a la hora de contratar un seguro es no leer las excepciones de la póliza. No solo basta con tener un seguro, sino también saber todas las circunstancias en las que ese seguro funciona, sobre todo si se trata de un siniestro donde pudieras perder tu bien mueble.

Hay que tener en cuenta que el precio del seguro va determinado por la cobertura del mismo. Por cuanto, si es uno muy barato, es posible que no te ofrezca muchos beneficios. No asumas que porque estás pagando por un servicio, este cubre la totalidad de accidentes que pudieras tener.

Por ejemplo, en todos los seguros, la cobertura de Responsabilidad Civil es obligatoria pues se basa en el Real Decreto Legislativo 8/2004 del 29 de octubre. Entonces, para que un coche pueda circular, se debe asegurar que tanto el conductor como los pasajeros o terceras personas tengan una cobertura frente a daños tanto físicos como materiales ante un accidente de tránsito, sea o no responsabilidad del conductor.

Ahora bien, si hay ciertas excepciones en las que el seguro no está obligado a prestar el servicio. Y es allí donde se abre la posibilidad de que existan diferentes tipos de pólizas y precios. Por ejemplo, la responsabilidad civil voluntaria, la asistencia en carretera, el robo, un incendio, daños propios o defensa jurídica.

Ahora bien, aunque el siniestro esté cubierto, hay ciertas situaciones en las que el seguro no está obligado a responder:

Conducción bajo influencia del alcohol o las drogas

No solo es una irresponsabilidad sino también es considerado un delito en España. En caso de que se produzca un accidente y se demuestre que el asegurado culpable estaba bajo los efectos del alcohol, el seguro está en el derecho a no responder ante el siniestro que ha ocurrido, aun cuando el siniestro se contemple en el contrato.

Si ha sido detenido y en una prueba de alcoholemia supera los límites establecidos en la ley, además de perder la cobertura del siniestro, el conductor deberá enfrentarse a las autoridades y responder penalmente por su delito.

Daños intencionados al coche

Esta situación es más común de lo que se cree pues algunos conductores creen que dañando su vehículo podrán recibir indemnización y obtener ganancias del seguro. No solo es un fraude a la compañía de seguros lo que supone un delito, sino también perderá su bien pues no se le dará respuesta debido a su conducta dolosa.

Ahora bien, hay que señalar que en este caso existe una excepción. En el supuesto que el conductor cause el daño con el fin de evitar uno mayor, el seguro tendrá la obligación de responder. Por ejemplo, si el sistema de cierre se ha bloqueado y se tenga que romper el cristal para poder salir del coche. Claro está, el conductor tendrá que demostrar que esto ocurrió de esa manera para recibir su debida indemnización.

El conductor no tiene carnet para circular

Cuando firmamos el contrato de seguro, uno de los requisitos que se solicitan es que el carnet de circulación esté vigente. Es obligación del conductor renovar la documentación una vez llegada la fecha de caducidad. Sin embargo, un porcentaje bastante alto de ciudadanos no prestan atención a esto y siguen conduciendo sin tener el permiso.

Entonces, si el siniestro ocurre cuando el conductor carece del permiso vigente, el seguro no activará la póliza de indemnización. Lo mismo ocurre si el coche está siendo conducido por un usuario ajeno al asegurado que no tenga carnet vigente o le haya sido removido sus puntos del permiso.

¿Cuando deja de cubrirte tu seguro de coche?

Omisión de obligación de socorro

Todos los ciudadanos están obligados por ley a prestar ayuda y socorro a los heridos en un siniestro. En caso de que el conductor asegurado se vaya del lugar donde ha ocurrido el accidente sin socorrer a los afectados, inmediatamente le será removido su cobertura de seguro.

Hay que mencionar que además de perder el derecho de indemnización, también deberá responder legalmente, pudiendo recibir incluso una pena de prisión por omisión de socorro.

¿Qué hacer si no te cubre el seguro y tienes un accidente?

En caso de que el seguro no cubra el siniestro por las causales anteriormente descritas, será obligación del conductor pagar las lesiones y daños que se deriven del accidente. Por supuesto, en muchos casos pudiera que no se tenga los recursos para asumir la deuda, en ese caso, podría enfrentarse a una medida de embargo de bienes personales.

También, el conductor tendrá que pagar una multa de acuerdo al tipo de delito que cometió. Sin mencionar que es posible que se proceda a la inmovilización del coche. Por si fuera poco, se tendrá que enfrentar a un proceso penal, donde aunque tendrá derecho a presentar su defensa, es probable que reciba una condena de acuerdo al delito de seguridad vial que se ha cometido.

Aunque no se pueda hacer mucho en estos aspectos, si hay ciertas ayudas con las que puedes contar. Si el seguro de tu coche no tiene una gran cobertura, es importante que tengas de tu lado a un aliado que pueda solventar tu problema. Ante un siniestro que no se incluye dentro del contrato de seguro, contratar un taller mecánico será lo ideal para recuperar tu coche.

En Flexfuel contamos con una gran cantidad de servicios de mantenimiento y reparación de coches. La experiencia de nuestros profesionales será suficiente para tener tu coche en poco tiempo, aunque esto implique destrozos considerables luego de un accidente.