DescarbonizaciónMecánica del automóvil
Artículo

¿Por qué mi coche echa humo?

Por negociov

Publicado en

por que mi coche echa humo

Es normal que los coches emitan humo por el tubo de escape, (normalmente sucede durante la temporada de invierno). Pero también hay muchos casos en que el humo puede ser señal de una avería o un mal funcionamiento del coche, sobre todo si es persistente, denso y de un color fuera de lo común. Y de no prestarle atención podrían ocasionarse algunos daños en el vehículo que podrían ser muy costosos. 

Aprende cómo saber si el humo de tu coche es normal o alguna señal de avería con estos consejos. 

El humo no siempre es un problema

Hay ocasiones en que el humo blanco es realmente una circunstancia normal. Tal es el caso si el humo del escape sale en pequeñas cantidades y solo parecen pequeños hilos delgados. Al ser tan leve, este tipo de humo desaparece pocos minutos después de circular. 

En el caso de los motores de diésel, sucede cuando el coche arranca estando en frío, es decir, sin haberlo calentado lo suficiente previamente, ya que los coches de diésel tienen algunas dificultades para arrancar en ese estado. Pero nada de qué preocuparse.

por que mi coche echa humo

Por su parte, los coches de gasolina pueden emitir este humo leve y delgado cuando arranca en invierno. Los hidrocarburos generan vapor de agua que se condensa con el frío del invierno. Al encender el coche, los residuos de agua se evaporan y dan lugar a ese humo blanco por el tubo de escape. 

En qué momento debes prestar atención al humo

Hay otras ocasiones en que el humo blanco pueden ser señales de alguna avería o mal funcionamiento en el interior del coche. Estas son algunas de ellas: 

El humo es espeso y blanco cuando enciendo el coche

Cuando hablamos de un humo espeso, nos referimos a un humo denso que no se dispersa o se acaba fácilmente. Si este humo blanco viene acompañado con problemas para encender el coche, problemas para acelerar o tirones, podría haber una falla en el sistema de inyección diésel. ¿Necesitas limpiar los inyectores? revisa este post. Ese humo blanco es vapor de gasóleo resultado de que la bomba de inyección no esté sincronizada e inyecte combustible en el momento inadecuado (demasiado pronto o tarde). Eso hace que solo una parte de combustible se queme y el resto se evapore (lo que da lugar a ese humo). 

Este tipo de humo también puede presentarse en un vehículo que no tienen bomba de inyección (como los de inyector bomba o los common rail). La razón es que la cámara de combustión está demasiado fría. Lo que puede ser indicio de un problema en alguno de los precalentadores. 

Hay humo blanco tanto en frío como en caliente

Ya mencionamos en un punto anterior que esto puedes deberse a los vapores de agua que se ha condensado por el invierno y luego se evaporan. Sin embargo, si este tipo de humo es persistente, es decir, no deja de salir, aunque es muy leve, podemos tener un problema de refrigeración. La razón es que el combustible se mezcla con anticongelante que ha entrado en el cilindro. Otra señal es que este humo tiene un olor único y viene en compañía de fallos en la temperatura. 

Una de las principales causantes de las averías de la refrigeración es que la culata se ha averiado. Un daño en la culata es un poco costoso. Su reparación puede tardar hasta 6 horas y su precio gira en torno a los 600 y 1.200 euros. Si el daño en la culata es demasiado porque nos excedimos de la temperatura o porque no lo reparamos a tiempo, tendremos que comprar una nueva. Una culata nueva puede costar hasta 3.000 euros. ¡Así que es mejor estar preparado!.

Humo negro cuando acelero

Es más o menos normal que el coche emita humo negro al acelerar a fondo, sobre todo si dura poco tiempo.  Sin embargo, si el humo negro persiste es causa de alguna avería en el coche. La mayoría de las veces tal falla es ocasionada por el EGR (La válvula recirculadora de gases de escape). El EGR reutiliza los gases, pero una vez que se pisa el acelerador debería cerrar para permitir que, entre aire limpio con abundante oxígeno, lo que a su vez permite que se queme todo el combustible que hemos inyectado al acelerar. La falla es ocasionada porque el EGR no cierra bien y a su vez hace que el carburante se siga mezclando con el gas de escape y así el gasóleo no se queme bien por la falta de oxígeno. Esto da lugar al humo negro. 

El humo es señal de una avería en el coche

Pero no es la única razón. También puede ser que el filtro de aire esté demasiado sucio, porque no permite que el aire de admisión entre correctamente. O que algún inyector no esté pulverizando bien el combustible, porque inyecta gotas de combustible demasiados grandes, ocasionando que no se mezcle bien con el oxígeno y no se queme debidamente. También es posible tener una toma de aire en el colector de admisión o que el caudalímetro esté en mal estado. 

Humo Gris

Si el humo es leve, no debería haber ningún problema. Pero si es demasiado denso, es una señal de que hay falta de aire en la mezcla, ocasionada por fallos en el sistema de inyección. 

Humo azul y oloroso

El humo azul que un fuerte olor es causado porque ha entrado aceite en la cámara de combustión. Cuando la junta de la culata está desgastada o ha sufrido algún daño, se filtra aceite hacia la distribución del cilindro, lo que da lugar a ese humo azul. También puede ser producido porque el tubo se ha desgastado y su aceite se va por el circuito de admisión. Una señal de que esta es la causa es que el humo azul sale cuando aceleras fuerte. 

El desgaste de los retenes de las guías de válvula también produce este humo, ya que se ocasiona un vacío en el cilindro toman el aceite de las válvulas. Por eso se ocasiona cuando dejamos de acelerar y el coche se retiene.

La otra razón es que el motor se haya desgastado en los segmentos del pistón (aunque también en otras partes). Una señal de que esta es la causa es si siempre está saliendo este humo, sobre todo si aceleras. Esto se debe a que el aceite de lubricación se cuela en la cámara de combustión porque no existe un cierre hermético entre el pistó y la pared del cilindro.  En Flexfuel te ofrecemos un servicio de descarbonización del motor para que te libres de todos esos humos molestos. También tenemos múltiples talleres asociados que podrán reparar todos los fallos de tu coche que ocasionan ese humo.