Mecánica del automóvil
Artículo

¿Qué es el árbol de levas?

Por Juan Camilo Vélez León

Publicado en

ARBOL DE LEVAS

El árbol de levas es una barra rotatoria con levas incorporadas para abrir y cerrar las válvulas mientras giran y las accionan. Algunos motores incorporan dos barras -una para las válvulas de admisión y la otra para las de escape- pero en todos los casos se sitúa en la parte superior de la culata. La correa de distribución une el árbol de levas con el cigüeñal, transmitiendo así su movimiento giratorio, que se sincroniza perfectamente, y permite a su vez, que los pistones suban y bajen dentro de los cilindros durante el proceso de combustión. A demás, este movimiento es usado por otros sistemas como el de lubricación, al accionar la bomba del aceite, por ejemplo.

¿Cómo funciona el árbol de levas?

Cuando damos el contacto del vehículo, el impulso eléctrico primero inicia el movimiento del cigüeñal, el cual, a su vez, se transmite al árbol de levas. Mientras el cigüeñal gira, convierte el movimiento rotatorio en uno bidireccional vertical por medio de las bielas, o lo que es lo mismo, hace que éstas suban y bajen, a la vez que los pistones, ya que están unidos por medio del émbolo.

Mientras esto sucede, de forma perfectamente sincronizada, el árbol de levas gira al mismo ritmo, y mientras lo hace, cada una de sus levas presiona o suelta su correspondiente muelle, conectado a una válvula, para permitir el paso de aire al interior de la cámara, o de los gases de escape desde la cámara, una vez se produjo la combustión mientras el pistón estaba en su punto más alto.

Mientras el motor esté encendido, este movimiento será constante y continuo, por lo que siempre está en funcionamiento y haciendo funcionar sistemas tan fundamentales como el de lubricación.

ARBOL DE LEVAS PARTES
ARBOL DE LEVAS PARTES

Tipos de árbol de levas

SV

Más conocido como de válvulas laterales, debido, obviamente, a la disposición de las mismas en el lateral del cilindro, dentro del bloque. Sus mayores inconvenientes son el aumento de tamaño de la cámara de combustión, y la limitación del tamaño de las cabezas de las válvulas.

OHV

En este sistema, el árbol de levas se sitúa en la sección inferior del bloque motor, manteniendo las válvulas en la culata. El cigüeñal transmite su movimiento al árbol de levas directamente por medio de piñones o una cadena corta, pero aunque el mantenimiento es mucho menor, los elementos que componen el sistema son más, lo que limita las revoluciones y la temperatura, y por tanto, el tamaño.

OHC

Es el sistema más usado. En este caso la barra y sus levas interactúan directamente con las válvulas, ya que se sitúa en la parte superior de la culata, pero se complica el sistema de transmisión del movimiento desde el cigüeñal, que está situado al otro extremo del motor, en su parte inferior. Sin embargo, este es el sistema más eficiente en cuanto a rendimiento y prestaciones, aunque requiera un mayor mantenimiento del sistema de transmisión de movimiento desde el cigüeñal al árbol de levas.

Sus dos variantes son SOHC y DOHC, utilizando la primera un único árbol de levas para todas las válvulas, y la segunda, un árbol para las de admisión y otro para las de escape.

Averías del árbol de levas

Principalmente podemos encontrarnos con dos tipos de averías. La primera es la falta de lubricación que producirá un mayor desgaste de los apoyos y/o rodamientos. Es importante destacar que, si no se detecta la avería a tiempo, hay que sustituir la pieza completa, siendo esta una de las reparaciones más caras.

El otro fallo suele producirse en el cojinete, impidiendo el correcto engrase del motor, o propiciando la aparición de holguras en su alojamiento por el uso. En este caso la reparación es más fácil y barata.

Los síntomas de una posible avería en el árbol de levas son:

  • Traqueteos del motor causados por un mal acoplamiento de los engranajes o un desgaste excesivo de los casquillos y/o soportes.
  • Pérdida de potencia por un apoyo de eje gripado, o porque las levas tengan holgura o estén rotas.
  • Chirridos estridentes por un problema en los apoyos.
  • Directamente el coche no arranca porque el árbol de levas está gripado y debe ser reemplazado.
ARBOL DE LEVAS ROTO
ARBOL DE LEVAS ROTO

¿Cómo cuidar el árbol de levas?

Ya hemos visto los síntomas de los posibles fallos o averías del árbol de levas, de modo que debemos estar atentos para detectar una avería simple, antes de que produzca un daño mayor. Esto nos permitirá ahorrar bastante dinero, ya que un árbol de levar averiado no puede repararse, sino que debe reemplazarse, y esta operación es compleja y, por ende, cara.

Debemos recordar dos cosas a la hora de cuidar el árbol de levas: Su funcionamiento y su disposición. Veamos por qué.

Este es un elemento que rota continuamente, por lo que el mayor problema al que se expone es la falta de lubricación, fundamental para que no se desgasten los apoyos y los rodamientos. De modo que debemos tener sumo cuidado con el estado y nivel del lubricante, a la vez que, de la bomba de aceite, para que siempre esté lubricado, sin exponerse a suciedad, y con un flujo continuo.

Por otra parte, al estar situado normalmente en la parte superior del bloque, es el último elemento al que le llega el flujo del lubricante, por lo que cualquier elemento previo en el sistema, como un cojinete defectuoso, podría impedir el paso de aceite y que el lubricante complete el proceso hasta llegar al árbol.

Por tanto, la mejor forma de cuidar del árbol de levas es, a demás de prestar atención a sus propios síntomas, cuidar de sistemas como el de lubricación, o demás elementos que puedan impedir que el aceite llegue hasta este elemento fundamental para el funcionamiento del vehículo.