Mecánica del automóvil
Artículo

¿Por qué fallan los inyectores en los coches diésel?

Por negociov

Publicado en

por que fallan los inyectores diésel

Los inyectores en los coches diésel juegan un papel importante en el proceso de combustión. Gracias a esto, los inyectores soportan esfuerzos y temperaturas extremas que pueden averiarlos. Por lo que es fundamental realizar un buen cuidado y mantenimiento y limpieza de los inyectores para prevenir fallos y obstrucciones que son muy costosas de reparar.

A continuación, veamos cuáles son las principales averías de los inyectores y cómo mantener el sistema de inyectores en buen estado.

¿Cómo funciona un inyector?

Los inyectores son los encargados de pulverizar el combustible en gotas lo más finas posible que trabajan a presiones muy elevadas de hasta 2000 aperturas por minuto, sometidos a temperaturas de entre 500 y 600 °C. De esta manera, conseguirá una mayor superficie de contacto con el oxígeno presente en el cilindro y más completa será la combustión.

para que sirven los inyectores Diesel

¿Por qué fallan los inyectores?

Cuando un inyector tiene sus elementos sucios, gastados o con alguna avería, esto afectará seriamente el funcionamiento del motor, haciéndolo inestable. Los inyectores pueden sufrir averías como consecuencia de desgaste o por un mantenimiento mal hecho, aunque también pueden ser por otras causas como:

Problemas eléctricos

Este tipo de avería no es muy frecuente, pero algunas veces los conectores de los inyectores fallan. También hay ocasiones en que las bobinas de los electroimanes en los inyectores electromagnéticos pueden quemarse. En este caso, la solución es reemplazarlos por uno nuevo.

Fuga de combustible

Si los inyectores tienen daños como fisuras o grietas, puede traer como consecuencia el escape del combustible. Si percibes olor a combustible mientras te desplazas con tu coche, o notas que tu coche consume más de lo habitual, lo más seguro se deba a un daño en los inyectores.

Luz encendida en el panel del coche

Cuando los inyectores están obstruidos, se verá reflejado en la luz encendida en el tablero. De no ser así, debería revisarlo un mecánico para evitar mayores inconvenientes.

Humo negro

Si el origen de la avería de los inyectores está relacionado con alguno de los elementos del sistema porque se ha quedado abierto de forma permanente, el tubo de escape expulsará humo negro.

Pérdida de potencia del motor

Otra señal que se suele percibir ante una avería en los inyectores suele ser en la caída de la potencia del motor. Puesto que la velocidad máxima queda muy limitada, a pesar del notable aumento en el consumo habitual de combustible.

Ruidos extraños en el motor

Cuando el motor empieza a emitir ruidos extraños y violentos, es una clara señal de que algo va mal con los inyectores. También cuesta encender el coche o simplemente no se enciende.

Tirones al andar

Si los inyectores están averiados, notarás que tu coche da tirones durante la marcha, o que incluso llega a pararse; además, percibirás el olor característico del combustible sin quemar.

La tobera

Esta parte se encuentra dentro del cilindro, por lo que queda expuesta a temperaturas y presiones muy elevadas que acaban por dañarlo. Generalmente, la presión a la que sale el combustible desgasta los orificios, que pueden perder su forma original y pulverizar de manera deficiente. Su desgaste se acelera al usar combustibles de mala calidad o por no hacerle el mantenimiento correcto a los filtros de combustible.

Cambiar inyectores coche Diesel

¿Cuánto cuesta cambiar un inyector?

Cambiar los inyectores de un coche diésel es mucho más costoso que en los vehículos que tienen inyectores alimentados con gasolina. Un inyector diésel cuesta alrededor de unos 500 euros cada uno, el doble que uno de gasolina. Además, hay que sumarle el costo de la mano de obra, las horas de trabajo y las posibles complicaciones que surjan al intentar sacar el inyector.

Este cambio suele ser costoso porque los inyectores están incrustados en un orificio ubicado en la culata que tiene prácticamente su mismo diámetro, que es de aluminio, por lo que el uso y el paso del tiempo pueden hacer que su extracción sea muy difícil o casi imposible, llegando a propiciar roturas en el inyector o en la propia culata.

Por otro lado, en el caso de que el inyector sea reparable y su kit de reparación cueste apenas 150 euros, sacar un inyector del coche es una tarea con mucho riesgo para los mecánicos y basta un poco de mala suerte para que el coste de la reparación se dispare.

Teniendo en cuenta esto, y como ya hemos dicho antes,lo mejor siempre es hacerle un buen mantenimiento y limpiar los inyectores para prevenir daños e imprevistos y así alargar al máximo la vida útil de los inyectores.

Por último, si detectas una falla en los inyectores, debes limpiarlos lo más rápidamente posible para evitar una obstrucción o una avería mayor.

En Flexfuel te ofrecemos el servicio de descarbonización para mantener en buen estado tus inyectores. También contamos con un amplio catálogo de talleres que pueden reparar los problemas con tus inyectores.