Mecánica del automóvil
Artículo

¿Cómo funciona el control de estabilidad?

Por negociov

Publicado en

como funciona el control de estabilidad

El control de estabilidad es un sistema de sensores de alta tecnología que controla constantemente la velocidad de cada rueda, la velocidad de giro del vehículo (su ángulo y dirección) y el ángulo de giro del volante, ayudando al conductor a conducir de manera segura.

En este post, te contamos qué es y cómo funciona este sistema que ayuda a evitar accidentes.

¿Qué es el control de estabilidad?

El control de estabilidad, también conocido por sus siglas en inglés ESP (Electronic Stability Program), es un elemento de seguridad desarrollado por la compañía alemana Bosch y Mercedes Benz en los años 90s, considerado como uno de los mayores avances en materia de seguridad para los coches en los últimos años.

ventajas del control de estabilidad

El ESP es uno de los dispositivos de seguridad activa más importantes del coche, salvando unas 2.500 vidas al año.

Este sistema ayuda a enmendar los errores que el conductor comete o solucionar algunos imprevistos que no se hayan podido anticipar.

¿Cuál es la función del control de estabilidad?

La ESP está activado de forma permanente, salvo que se desconecte de forma manual. Este sistema consta de un microordenador que evalúa las señales de los sensores y comprueba 25 veces por segundo si las maniobras del conductor al volante se corresponden con el movimiento real del coche.

El control de estabilidad trabaja en conjunto con el sistema de frenos, desacelerando independientemente cada rueda para mantener estable la trayectoria del coche; además, puede intervenir el motor para reducir la potencia de este, la transmisión y con otros sistemas de seguridad automotriz, como por ejemplo con el control de tracción u otros.

Por ejemplo, si llega a ocurrir un derrape en el tren delantero, el posterior o en ambos, este sistema va a actuar ajustando los parámetros del par motor y se activan los frenos del vehículo para estabilizar la trayectoria.

El ESP es de suma importancia, ya que ofrece protección al momento de conducir si el coche sufre una falta de adherencia o si los neumáticos derrapan, puesto que, de manera automática, corrige la estabilidad de la trayectoria del coche, haciendo que el vehículo reduzca el deslizamiento y pueda recuperar la trayectoria más fácilmente.

Debido a la importancia de sus funciones, el control de estabilidad se ha vuelto obligatorio y no debe ser desactivado nunca, en ninguna circunstancia, para garantizar una mayor seguridad al conductor del coche.

El control de estabilidad es un sistema que siempre está presente para actuar cuanto antes. Lo hace en un periodo tan corto de tiempo que es lo que le permite evitar tantos accidentes anualmente.

Partes del control de estabilidad

El control de estabilidad cuenta con varios sensores que le permiten actuar y corregir la trayectoria del coche, los cuales son:

Sensor de ángulo de volante

Este es el más importante, pues solo con la posición del volante, es capaz de determinar hacia dónde va el coche. Este sensor no sólo indica cuánto se ha girado, sino también con la rapidez que se ha hecho.

Sensores de giro de rueda

Son los mismos sensores que tiene el sistema antibloqueo de frenos o ABS, ubicados en los neumáticos, pueden informar sobre algún bloqueo eventual.

Sensor de posición del acelerador

Como hemos mencionado antes el control de estabilidad necesita de la colaboración de varios sistemas para trabajar, entre ellos el motor.

Sensores de aceleración lateral

Estos sensores indican al control de estabilidad si el coche describe la curva o no. Si el sensor del ángulo del volante le indica que está girado a la derecha, pero no hay una aceleración lateral, eso quiere decir que el coche sigue recto y, por tanto, debe actuar.

Giróscopo

Este sensor indica al sistema de control de estabilidad si el vehículo está intentando girar sobre su propio eje, similar a como lo hace una peonza.

Unidad de control

Es un ordenador que compara los datos que recibe de los sensores con los datos que debería tener. Si coinciden, todo va bien; si no, hay que intervenir.

¿Cómo conducir un coche con ESP?

Si haces una mala maniobra y el ESP entra en acción, no te asustes y mantén la calma. Cuando el ESP entra en acción, y lo notas por la vibración y un ruido metálico, esto es completamente normal y tiene el objetivo de indicarte que el sistema está haciendo su trabajo, así que concéntrate en marcar bien el destino con el volante.

que es el EPS

Si tienes un coche con ESP, jamás debes hacer la maniobra de contravolante. Recuerda, el coche no tiene ojos, y si haces contravolante le estarás indicando que quieres ir en la dirección opuesta a la que realmente quieres ir, provocando que el coche se salga de la carretera por el lado contrario. Lo único que tienes que hacer es apuntar con el volante a donde quieres dirigir el coche, ya que la posición del volante es la guía del ESP para saber hacia dónde quieres ir, por lo que es fundamental que le des esa información al ESP y dejes trabajar al sistema.

Los neumáticos deben tener la suficiente adherencia también es importante tener los neumáticos equilibrados para poder corregir la trayectoria, es decir, si vas muy rápido el control de estabilidad no podrá corregir tu error. Ten en cuenta que el ESP no es infinito, y tiene límites físicos razonables que no debes superar.

También, recuerda siempre verificar el estado de los neumáticos de tu coche porque si se encuentran en mal estado o estas circulando con las presiones incorrectas estarás reduciendo muchísimo la capacidad de reacción del control de estabilidad.

Si no deseas que el ESP modifique la trayectoria accionando los frenos, y que el coche pierda velocidad, asegúrate de conducir y maniobrar bien tu coche.

Beneficios del ESP para el conductor

Las ventajas más resaltantes del control de estabilidad para los conductores son:

  • Contrarresta el deslizamiento del coche.
  • Facilita el apoyo de manera efectiva en situaciones críticas de manejo.
  • Ayuda a los conductores a estabilizar el automóvil durante maniobras evasivas repentinas, tener una mejor tracción en carreteras resbaladizas o heladas.

Si tienes algún problema con el EPS, puedes contar con el grupo de talleres de Flexfuel. Los profesionales de estos talleres corregirán cualquier avería en el EPS.