Descarbonización
Artículo

Limpiar carbonilla

Por Juan Camilo Vélez León

Publicado en

LIMPIAR CARBONILLA

Todos los vehículos pierden prestaciones con el paso del tiempo y el desgaste de las piezas por el propio uso, pero no sólo por esto, sino, sobre todo, por la carbonilla. ¿Y qué es la carbonilla? Son los residuos producidos por los gases no quemados durante la combustión, y que se acumulan en todos los sistemas y elementos del motor, provocando importantes averías.

La carbonilla acelera la pérdida de prestaciones del motor, haciéndolo menos potente y eficaz. Pero, además, aumenta el consumo de combustible, a la par que el humo negro y las averías, que pueden resultar muy costosas de reparar.

CARBONILLA EN EGR
CARBONILLA EN EGR

Cómo limpiar la carbonilla motor diésel

Cuando se trata de nuestro coche, las acciones preventivas siempre son mejores que las curativas, por eso es recomendable evitar circular a bajas revoluciones, porque esto suele reducir la vida útil del motor y acelera la formación de carbonilla. Cuando se trata de motores diésel, lo ideal es circular a unas 1.700 – 1.800 rpm.

La carbonilla se genera sobre todo en la conducción por vías urbanas, por lo tanto, es bueno “desahogar” el coche cuando se usa sobre todo en ciudad, manteniéndolo a un alto régimen de revoluciones de vez en cuando, o reduciendo de forma puntual una marcha, cuando se realicen trayectos largos.

Estos trucos forman parte, tanto de la acción preventiva, como de la curativa o de limpieza, ya que debe ser una costumbre para que la acumulación no sea mayor, pero además es una forma de limpiar parte de la carbonilla que ya está acumulada en los sistemas del motor.

Pero, aunque realicemos estas acciones cotidianas, lo ideal es descarbonizar el motor cada 20.000 km aproximadamente, para limpiar en profundidad toda la carbonilla acumulada. Para ello, existen algunos trucos como:

  • Dar acelerones fuertes, sobre todo durante trayectos urbanos, pero, aunque puede funcionar a corto plazo o de forma puntual, tiene muchos efectos perjudiciales para el motor y el resto de componentes mecánicos.
  • Limpiar el motor y los sistemas de admisión/escape con máquinas que introducen productos químicos, pero al ser corrosivos, pueden dañar el circuito motor, además de ser muy perjudiciales para el medio ambiente, por lo que no son muy recomendables.
  • Desmontar los elementos sucios y limpiarlos a mano o con una máquina de ultrasonidos. El resultado suele ser satisfactorio, pero requiere mucho tiempo para desmontar, limpiar y volver a montar cada pieza. Si lo hacemos por nuestra cuenta, costará horas y esfuerzo, y si no somos expertos, corremos el riesgo de no saber montarlo de nuevo, o dañar las piezas al limpiarlas. Si llevamos el coche al taller para que lo hagan, no sólo nos quedaremos sin el coche un buen tiempo, sino que nuestro bolsillo lo sufrirá.

Entonces nos queda la mejor solución que podemos encontrar, la descarbonización con la tecnología Flexfuel, que aprovecha las características del hidrógeno, para limpiar de forma natural todo el motor desde la admisión hasta el escape, sin químicos ni aditivos que puedan dañar el vehículo, y en un máximo de 2 horas, sin necesitar apenas mano de obra, con lo que no te costará tan caro.

CARBONILLA EN VÁLVULAS
CARBONILLA EN VÁLVULAS

¿Dónde puede producirse la carbonilla?

Como dijimos al comienzo de este post, la carbonilla se produce por la acumulación de los gases no quemados durante la combustión en la cámara. Así que ésta se produce en la cámara de combustión en forma de gas, y sale hacia el sistema de escape cuando la válvula de escape se abre. A partir de ese momento, estos gases no quemados se van adhiriendo a los diferentes elementos del motor por donde circulan, como el colector de escape, la Válvula EGR, el Turbo, el tubo de escape, el FAP, el silenciador, y el catalizador, antes de salir por la cola del escape al exterior.

Válvulas EGR

¿Cómo se produce la carbonilla en las Válvulas EGR?

La válvula EGR fue diseñada para re-circular los gases del escape, y aprovecharlos de nuevo en la cámara de combustión, para evitar así que sean expulsados al exterior y contaminen el medio ambiente. Pero, por su propio diseño y configuración, está constantemente recibiendo gases de combustión no quemados, lo que se traduce en carbonilla. Es por esto que la válvula EGR suele ser uno de los elementos que más carbonilla acumula, porque es el primer elemento situado tras el colector de escape que re-circula los gases no quemados de la combustión, y los introduce de nuevo en la cámara.

¿Cómo limpiar la carbonilla de la válvulas EGR?

Aunque parezca contradictorio, lo más aconsejable para evitar averías de la EGR es olvidarse de la conducción eficiente, ya que circulara muy bajas revoluciones y en marchas largas, forzamos la mecánica y hacemos trabajar a la EGR, de modo que, si conducimos así siempre, la EGR estará continuamente recirculando gases de escape, lo cual acelerará su deterioro. Como dijimos anteriormente, una limpieza ocasional de la EGR y de la admisión puede ser una forma de prevenir.

Tubo de escape

¿Cómo se produce la carbonilla en el tubo de escape?

El tubo de escape se compone de todos los elementos de circulación de los gases, desde la cámara de combustión hasta el exterior. Teniendo esto en cuenta, es natural que sea el sistema del coche que más susceptible es de llenarse de carbonilla, ya que su función principal es servir de conducto para que ésta circule.

¿Cómo limpiar la carbonilla del tubo de escape?

El tubo de escape se puede limpiar con agua, con soda cáustica o con una varilla/baqueta, pero estos procedimientos no sólo pueden requerir un esfuerzo importante, sino que implican un riesgo para nuestra salud -en el caso de los aditivos y químicos como la soda cáustica- y también un riesgo para el propio tubo de escape, ya que los podemos arañar o acelerar su oxidación.

Turbo

¿Cómo se produce la carbonilla en el turbo?

La función del turbo es la misma que la de la EGR, pero con objetivos diferentes. Es decir, también toma los gases de escape para introducirlos de nuevo en la cámara de combustión, pero con el objetivo de introducirlos comprimidos para aumentar la potencia, en lugar de par reducir la contaminación.

En este sentido, al trabajar fundamentalmente con gases no quemados, está en contacto constante con la carbonilla, que, en su caso, al trabajar a altas temperaturas y mezclada con el aceite que baña el eje del turbo, puede convertirse en una pasta dura.

¿Cómo limpiar la carbonilla del turbo?

Desmotar un turbo es una tarea complicada, al alcance sólo de profesionales, porque es un elemento complejo. Y esto la convierte en una de las tareas más costosas. Por eso, lo mejor es actuar de forma preventiva, y llevar el mantenimiento a rajatabla. El mantenimiento es importante, porque implica realizar el cambio de aceite en los tiempos correctos, además de usar el aceite adecuado, lo que impedirá que el eje del turbo acumule carbonilla en forma de pasta dura, arrastrada por un aceite sucio o de baja calidad. Además de esto, lo ideal para limpiar la carbonilla del turbo de geometría variable, consiste en desmontarlo y limpiar la corona y los álabes, lo cual, como dijimos anteriormente, es una operación costosa.

Filtro de Partículas (FAP)

¿Cómo se produce la carbonilla en el FAP?

El FAP, como su propio nombre indica, es un filtro, con lo que está diseñado para atrapar, ente caso, partículas sólidas transportadas por los gases de escape, para que no sean expulsadas al exterior en estado sólido, lo que sería muy perjudicial para la salud de las personas, y para el medio ambiente. Ahora bien, el problema está en que, para que el filtro pueda realizar su función de forma correcta, necesita realizar un proceso conocido como «regeneración», el cual sólo se produce a una cierta temperatura, la cual no se alcanza siempre, o mejor dicho, casi nunca, durante la conducción más cotidiana. Por lo tanto, las partículas atrapadas por las paredes del filtro, se siguen acumulando dentro del mismo sin ser quemadas, y terminan taponándolo.

¿Cómo limpiar la carbonilla del turbo?

Lo ideal es realizar una conducción que facilite el proceso de regeneración del FAP, realizando recorridos más largos y a unas mayores revoluciones, para forzar dicho proceso. Sin embargo, existen formas de forzar la regeneración más efectivas, como la descarbonización por hidrógeno, ya que éste es un proceso, no sólo natural, sino que aumenta considerablemente la temperatura del filtro durante el tratamiento específico del mismo, permitiendo que toda la carbonilla adherida a las paredes internas del mismo sea quemada y expulsada.

CARBONILLA EN CILINDROS
CARBONILLA EN CILINDROS

Pistones

¿Cómo se produce la carbonilla en los pistones?

Los cilindros es el lugar donde “ocurre la magia” dentro del motor. Allí es donde llegan el aire y el combustible para mezclarse y combustionar, produciendo así el movimiento de los pistones y, por ende, del vehículo. Sin embargo, cuando el filtro del aire está sucio o defectuoso, permite el paso de suciedad del exterior al interior del cilindro, afectando así al corazón del motor. Pero a este problema hay que sumarle el hecho de que es dentro de los cilindros donde se producen los gases de la combustión, es decir, la carbonilla. Como ya hemos dicho anteriormente, estos gases salen del cilindro cuando la válvula de escape se abre, pero evidentemente una parte permanece dentro, lo que, añadido a la suciedad del aire, puede generar problemas serios que afecten, además, al pistón, bielas, cigüeñal, etc.

¿Cómo limpiar la carbonilla de los pistones?

Limpiar los cilindros de forma manual implica un proceso muy costoso, ya que hay que desmontar la culata con todo lo que ello representa. Sin olvidarnos de que la necesidad de estanqueidad de la cámara, lo hace todo más complicado a la hora de desmontar y volver a montar. Por otra parte, el interior de los cilindros también debe estar perfectamente alineado con el diámetro de los pistones y segmentos, por lo que cualquier operación manual de limpieza podría rayar las paredes del cilindro, haciendo que la cámara no sea estanca, afectando todo el funcionamiento del motor.

Por todo ello, la mejor opción es la descarbonización con hidrógeno, puesto que se consigue por medio de un enriquecimiento de la mezcla durante la combustión en la propia cámara, aprovechando su funcionamiento, sin aditivos químicos, y sin desmontaje, lo que garantiza el mantenimiento de la estanqueidad y una limpieza máxima.

Colector admisión

¿Cómo se produce la carbonilla en el colector de admisión?

Debido a la re-circulación de los gases, la admisión se llena de carbonilla proveniente de la EGR y el Turbo, ya que ésta se encuentra presente en aquellos gases que no se han quemado correctamente en la cámara la primera vez.

¿Cómo limpiarla la carbonilla del colector de admisión?

El colector de admisión no es excesivamente complicado de desmontar y limpiar de forma manual, pero la descarbonización con hidrógeno de Flexfuel mejora las prestaciones de este método, ya que es precisamente por el colector de admisión, por donde se introduce la manguera para introducir el caudal de oxígeno a presión, con lo que el proceso de limpieza comienza en el punto inicial del sistema de admisión como es el colector.