¿Qué es la inspección técnica?

La inspección técnica es un diagnóstico periódico que afecta a todos los coches de menos de 3,5 toneladas.

La inspección técnica es obligatoria, se debe efectuar antes del cuarto año del vehículo y, después, cada dos años hasta que el coche cumpla 10 años, a partir de esa fecha tendrá que pasar la inspección anualmente  en un centro de inspección técnica autorizado.

Desde enero de 2019, esta inspección técnica será más estricta para los vehículos diésel.

nouveau-controle-technique

La reforma de la inspección técnica

Mientras que hoy la inspección anticontaminación se encarga de analizar únicamente la opacidad de los gases de escape, desde enero de 2019, se llevará a cabo un análisis completo de los gases de escape llamado “Análisis 5 gases”.

Estos son los 5 gases que se analizarán en el marco de una nueva inspección técnica:

  • Monóxido de carbono (CO)
  • Dióxido de carbono (CO)
  • Hidrocarburos no quemados (HC)
  • Partículas finas que ya se inspeccionan actualmente durante la inspección anticontaminación
  • Óxido de nitrógeno (NOx) del que tanto se ha oído hablar con el caso VW.

 

Este análisis permitirá controlar en los vehículos diésel el buen funcionamiento del catalizador y del FAP que cuando se enmugrecen dejan escapar una parte de los HC.

Propietarios de vehículos antiguos, lo habréis entendido a la perfección, con esta nueva medida, un 20% de los antiguos diésel son los que se rechazarían durante la inspección anticontaminación y a eso hay que añadir la prohibición ya en vigor de circular por Madrid Central y buena parte del centro de Barcelona, se prevé que para el 2023 se restringirá la circulación por el centro de todos los municipios de más de 50.000 habitantes.

Una inversión de gran envergadura para los centros técnicos que tendrá que desembolsar de media 25 000€ para poder equiparse.

La finalidad es bien concreta, eliminar los vehículos más contaminantes de nuestro país donde circulan actualmente un 62% de vehículos diésel…

(* Piense por lo tanto en el descarbonización del motor mediante hidrógeno, efectivamente, nuestro procedimiento utiliza el poder disolvente del hidrógeno después de la combustión, lo que tiene por efecto eliminar la calamina del motor, del catalizador y del filtro de partículas y por lo tanto su mugre. Un motor sano es un motor que contamina menos.)