ecodriving

¿Le parece poco realista conducir y ahorrar combustible? Y sin embargo, conducir de forma económica es posible! Los consejos de FlexFuel para una “conducción ecológica” están aquí.

 

¿qué es la conducción ecológica?

Ahorrar carburante cuando se circula es completamente posible: hablamos de la conducción ecológica. Esta consiste en adoptar una conducción flexible que permita una reducción del consumo y de la contaminación. La regla de oro es la anticipación, es decir, reducir las aceleraciones y las frenadas bruscas.

Las 7 reglas del conductor ecológico perfecto:

levier_vitess3

Regla n°2: Mantener una velocidad estable
Un vehículo mantenido a una velocidad estable necesita menos energía para desplazar su masa y, por lo tanto, consume menos. Solo los vehículos con un motor potente permiten acelerar de forma más pura y subir la velocidad con mayor rapidez. Por ello se trata de comportamientos que se deben eliminar, ya que, en efecto, estas acciones provocan un consumo importante del vehículo. Opte por una velocidad regular y mantenida que permita un consumo menor.

Como se ha dicho anteriormente, hay que anticiparse, es decir, reducir las aceleraciones y frenadas bruscas. La anticipación permite entonces mantener el vehículo a una velocidad estable. Levantar el pie del acelerador cuando las condiciones de la carretera permiten al vehículo frenar con el freno motor (descenso de marchas) nos da la oportunidad de circular «gratis».

Regla n°3: El freno del motor
Use la marcha correcta: a una velocidad mantenida de 50 km/h, por ejemplo, es habitual que los conductores usen la 3ª marcha. Es preferible usar la 4ª o 5ª marcha para permitir al motor bajar de régimen y así consumir menos carburante.
Un descarbonización por hidrógeno con ayuda de la máquina Hy-Crbon permite eliminar la calamina presente en el motor y así reducir el consumo. El motor recupera sus prestaciones originales. Un motor limpio y sano es un motor que consume y contamina menos.

Encontrar a un profesional del automóvil formado y equipado de la estación de decalaminado Hy-Carbon

 

Regla n°5: Peso del vehículo
Evitar cargar inútilmente su vehículo, por ejemplo, las bacas, los portabicicletas… ya que condicionan el aerodinamismo, así como la masa del vehículo.

Regla n°6: Velocidad y sobreconsumo
Bajar la velocidad en 10 km/h durante grandes trayectos ayuda a ahorrar hasta 1 litro en 100 km.

Regla n°7: ¡Cuando te detienes, apagas el motor!
Desde el momento en el que el motor funciona durante más de 30 segundos en ralentí, es mucho más rentable cortarlo.